Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Conducta problemática en los niños

Conducta problemática en los niños

En general tenemos el preconcepto de que un chico difícil, price es como un volcán en erupción de cosas que le pasan interiormente al niño. Pero el quid de la cuestión es que, pill generalmente el problema no pertenece sólo al niño, sino que tenemos que tener en cuenta las circunstancias familiares y escolares. Es probable que necesite más atención el “problema situacional” que el “niño problema”. Así, por ejemplo, la llegada de un nuevo niño a la casa puede ser el motivo de varios trastornos emocionales que pueden manifestarse desde pegarse a la madre en todo momento, a orinarse en la cama, hasta muestras de agresividad importantes.

¿Conducta aprendida o heredada?

niño con problemas en su casaEn la búsqueda de la causa que provocan los problemas de conducta, muchos psicólogos investigan las primeras influencias sobre la vida de los niños, particularmente durante los primeros cinco años, cuando encuentran su apoyo exclusivamente en el seno de la familia. Se cree que los niños son particularmente impresionables en este período de vida, en el que aprenden sus primeras lecciones y experimentan tantas experiencias nuevas. Se sostiene que dichas experiencias, ya sean positivas o negativas, no son efímeras sino que determinan las actitudes y la conducta posterior.

No existen criterios estrictos para diagnosticar la conducta anormal en la infancia, por lo que necesitamos ser muy cuidadosos al juzgar a los niños. Los padres tenemos que ser conscientes de que tenemos prejuicios provenientes de nuestro propio crecimiento, personalidad y formación, que pueden hacernos arbitrarios en nuestros juicios. Sin embargo, tanto los padres como los maestros debemos estar atentos al comportamiento diario de los niños.

Somos los padres fundamentalmente quienes tenemos la misión de transformar mediante ejemplos y enseñanzas a un niño completamente dependiente y centrado en sí mismo, en un miembro de la comunidad independiente y responsable. Lo estamos “socializando” y, en este proceso de enseñanza incluye no sólo las habilidades técnicas como caminar y comer, sino también habilidades culturales como las buenas maneras a las artes manuales. Le enseñamos a relacionarse con grupos extraños a la familia, que en un principio son los vecinos y compañeritos de la escuela y más tarde grupos más amplios.

Muchas veces como padres, surge la angustia de que, si el aprendizaje es tan importante como decimos, que sucede entonces con todas las veces que cometimos errores al tratar de enseñar a nuestros hijos o, peor aún, por las veces que hemos castigado o ignorado a nuestros hijos. Tenemos que partir de la base de que todos nos equivocamos, todos hemos cometido errores en la crianza de nuestros hijos. Lo importante es evitar que esas influencias negativas se repitan hasta el punto que se conviertan en crónicas.

Cómo ayudar a nuestro hijo

Los problemas psicológicos están muy ligados al desarrollo emocional y social del niño. La percepción positiva o negativa que el niño tiene de sí mimo, su propia imagen, y la de los otros, así como la relación con los demás son indicaciones importantes del tipo de adaptación que está realizando en su vida. Muchas de las dificultades con las que un chico tiene que enfrentar son sociales: llevarse bien con sus hermanos, con otros niños de su edad, con los maestros y con sus propios padres y, lo más importante, llevarse bien consigo mismo. Necesita gustarse, confiar en sí mismo y conocerse, comprendiendo sus propias limitaciones y sacando la mayor ventaja posible de sus capacidades.

Los padres y los maestros juegan un papel muy importante en la fijación de la imagen que el niño tiene de sí mismo. Un niño con una imagen pobre de sí mismo, generalmente es porque sus padres utilizan una crítica continua y dura sin ningún trazo de admiración o felicitación hacia su hijo. Los padres contribuyen inconscientemente a las dificultades de sus hijos, así que tenemos que prestar atención a nuestra forma de ser y comportamiento hacia nuestros hijos.

Los psicólogos nos dicen que la mayoría de conductas infantiles son aprendidas y esto incluye aquellas problemáticas que los adultos encuentran tan preocupantes. A los niños se les tiene que enseñar a comportarse normalmente, de un modo apropiado. Y, para hacer algo bien se necesita una buena formación. Los padres, como los maestros, se encuentran con un niño que tiene que aprender todo sobre la vida social y que empieza desde el principio. Normalmente los padres no tenemos la ventaja de una formación seria sobre cómo ser bueno en esta gran misión pero, convengamos que muchas cosas son intuitivas y podemos llevarlas a cabo con éxito.

Aunque nuestros hijos sean fuerte y adaptables, no tienen por qué hallar su camino en el mundo mediante errores y pruebas. Podemos ahorrarles mucho tiempo y evitarles algunos errores peligrosos si intentamos ser, en nuestra condición paterna, buenos mentores y guías. Para llegar a este fin, necesitamos conocer, en primer lugar, los principios fundamentales del aprendizaje, como herramientas para transmitir a los niños. También sería útil familiarizarse con algunos de los principios y descubrimientos más relevantes sobre el desarrollo infantil. Escuchemos a los profesionales del tema y este conocimiento nos indicará cómo y cuándo enseñarle a nuestro hijo la conducta deseada y los medios para ayudarles a olvidar la conducta inadecuada adquirida durante su crecimiento.

El valorar su buena conducta es fundamental. Así, si le pedimos a nuestro hijo que guarde sus juguetes y lo lleva a cabo, como padres le damos un abrazo y las gracias. Es probable que vuelva a guardar sus juguetes si se lo volvemos a pedir. Los estímulos de este tipo son vitales porque dirigen su comportamiento para bien.

Finalmente, si nuestro hijo comete errores propios de la vida en sí, es muy bueno poder escucharlos sin emitir juicios de ningún tipo. Con decir una sola vez que no estuvo bien algo que hizo, alcanza y sobra para que el niño no vuelva a repetir el hecho y, lo más importante aún, sentirse apoyado siempre por sus padres.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

4 Comentarios

  1. モンクレール ダウン店舗

    I have never read such a wonderful article and I am coming back tomorrow to continue reading.

  2. My brother recommended I might like this web site. He was once entirely right. This submit truly made my day. You can not consider just how a lot time I had spent for this info! Thank you!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top