Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Dificultades con el aprendizaje

Dificultades con el aprendizaje

Son varios los motivos que conllevan al fracaso escolar Por un lado puede que nuestro hijo no se adapte a la metodología de la escuela a la que concurre, order pero también el problema lo puede tener el chico en sí, buy ya sea desde el punto de vista físico o psicológico.

Es bastante común encontrarnos ante niños con bajo rendimiento escolar y resulta que el mismo tenía por ejemplo, click problemas con la vista, no leía bien lo que estaba en el pizarrón, se atrasaba en todas las tareas y se deducía que era un niño con dificultades en el aprendizaje cuando una visita al oculista, solucionaba el problema de una.

"niña durmiendo en la clase"

Desde el punto de vista piscológico, se debe prestar atención y brindar una rápida ayuda a aquellos chicos que presentan determinados síntomas como puede ser nerviosismo, falta de interés, preocupación constante, dificultad a la hora de integrarse con el grupo, mala conducta, etc. En estos casos se tiene que encontrar dónde reside el problema para ayudar al chico a salir adelante.

Causas para un bajo rendimiento escolar

Este tipo de alteración en el hogar se ve inmediatamente reflejada en el rendimiento escolar. No se adelanta en nada con poner penitencia o hablarle mal al chico que presenta este tipo de dificultad. De hecho, si se sigue esta conducta lo único que se logra es agravar el comportamiento del niño.

Los papás de Florencia de 5 años acaban de llevar a casa al nuevo integrante de la familia. La pequeña descubre de pronto que ya no va a ser la única reina de la morada y que para colmo tiene que compartir a mamá y papá con el hermanito. Es obvio que los celos infantiles que se despiertan en ella se reflejen en la escuela con un comportamiento que nunca antes había presentado; de golpe se vuelve una niña distraída, se aísla del resto de sus compañeros y hasta se torna agresiva atacando a otros niños sin motivo real.

En la casa de Juan de 10 años los padres se están separando. Si bien no hay grandes discusiones entre ellos, Juan está triste y preocupado. Siente que ya nada va a ser igual que antes y una profunda sensación de abandono se apodera de él. En el colegio se torna un niño apático que pierde interés tanto dentro de la clase como en los recreos.

Sofía de 8 años era una niña dotada de entusiasmo y curiosidad. La maestra afirma que se volvió perezosa y que ya no hace los deberes ni participa en clase como lo hacía antes. En realidad Sofía perdió el entusiasmo porque su padre tiene una enfermedad de la cual todos hablan en voz baja en su casa y su mamá llora por esta causa. Simplemente Sofía está muy preocupada porque el ambiente en su casa se alteró y algo ocurre con sus papis que ella no llega a comprender del todo.

Santiago tiene 11 años y generalmente no tenía problemas a la hora de realizar sus tareas escolares. En los últimos meses pide continuamente ayuda a sus padres con las mismas. No es que se encuentra atascado con un deber en particular sino que ahora siempre solicita este tipo de apoyo porque afirma que no entiende nada. Dialogando con el niño, éste expone que su maestra no lo quiere porque en dos ocasiones le ha gritado. Sus padres hablan con la maestra y la misma afirma que debidos a problemas personales, es cierto que su temperamento ha cambiado y de ahora en más, pondrá atención a sus alumnos y cuidado especial en su comportamiento. En este caso en que el niño pudo expresar su miedo, con la ayuda de sus padres y una maestra que realmente se hizo cargo del asunto, el problema desapareció en Santiago.

Pedro de 8 años, afirma que odia la escuela. Dice que es el peor de la clase porque no lee como el resto. Sucede que invierte palabras y letras y él no sabe que es un problema que tiene solución. Su maestra detecta la situación y se la comunica a sus padres, ellos lo llevan a un foniatra y en pocos meses esto se soluciona devolviendo a Pedro el gusto por concurrir a la escuela.

Casos como los citados anteriormente podemos encontrar montones. Algunos se resuelven de forma rápida pero en otros casos no es tan sencillo encontrar la solución. Cualquiera sea la causa de la dificultad que el chico presenta en la institución, debemos atacar el problema de forma inmediata intentando descubrir la “procesión” que ese niño está llevando por dentro.

Por otro lado no podemos dejar de lado el hecho de que los niños que en su infancia han estado carentes de amor y seguridad, llegan a la edad escolar, como niños inquietos, agresivos, tensos, irresponsables y grandes dificultades a la hora de establecer relaciones con sus pares o maestros.

Cuando un hijo es el orgullo de un maestro y las cosas van bien, todo nos resulta fácil y llevadero. Pero cómo todo en la vida, cuando se presentan problemas parece que el mundo se nos viene abajo. Se trata justamente de esto, tranquilizarse para lograr encontrar las mejores decisiones colaborando en apoyar siempre al niño.

Como padres, la comunicación con los maestros es vital para ambas partes, suministrar una versión clara de la historia del niño y de lo que en este momento de su vida está pasando. También contar cuál son sus intereses, que es lo que más le gusta, etc. es una manera de colaborar con el educador, pero, en caso de que no se pueda solucionar, lo mejor es recurrir a un profesional para que éste ayude al niño a salir adelante en su vida y lograr que se convierta en un adulto sano y feliz para con el mismo y la sociedad.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

3 Comentarios

  1. Fantastic goods from you, man. I have understand your stuff previous to and you are just extremely great. I really like what you have acquired here, really like what you are stating and the way in which you say it. You make it entertaining and you still care for to keep it wise. I can’t wait to read much more from you. This is really a wonderful web site.

  2. At last! Soomnee with real expertise gives us the answer. Thanks!

  1. Pingback: ¿Còmo incentivo e a mi hijo en el hábito de la lectura? |

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top