Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Los abuelos: una gran ayuda

Los abuelos: una gran ayuda

Gracias a los abuelos, cialis los padres pueden encontrar un apoyo y personas en quien confiar plenamente para dejar a los hijos al cuidado de ellos. Las abuelas son consideradas en muchos lugares como pilar fundamental para ayudar al cuidado de los pequeños ya que las mismas cuentan con una amplia experiencia en esto. Si además de todo la abuela es joven, symptoms muchísimo mejor ya que va a estar actualizada con los temas que conciernen a los chicos.

Por supuesto que también preguntamos a pediatras, médicos y a la vecina sobre cualquier interrogante que surja, pero a la hora de la verdad una mamá siempre recurre a su propia madre en primer lugar. Porque no solamente hablamos de sabiduría sino también del consuelo que pueda necesitar cualquier mamá sobre todo si su hijo es un recién nacido.

Abuelos al cuidado de un bebéUna abuela puede ayudar a la madre a desempeñarse bien con su hijo si le vuelca su confianza en ella y trata de adaptarse, dentro de lo posible, a los métodos de ésta. Ésto coloca a la madre en una posición de pedir consejo libremente cuando necesite recurrir a alguien. No olvidar que en el momento de que los niños queden al cuidado de los abuelos, y no importa si durante el día o más tiempo, debe de existir una sana concesión por parte de los padres para lograr estar tranquilos en estos períodos de separación. Si los padres no aceptan de buen agrado la manera en que los abuelos se van a hacer cargo de los niños, más vale que no pidan que los cuiden ya que se fomentarían situaciones desagradables que es mucho mejor evitarlas desde un principio.

Las discrepancias son normales

En determinadas familias todo es paz y amor durante el día pero esto no siempre es así. En ocasiones los desacuerdos están bastante presentes y en otras existe una leve tensión que no es para nada importante. Ahora, tratándose del cuidado del primer hijo, estos momentos pueden tornarse bastante incómodos e inclusive llegar a peleas entre ambas partes importantes.

Nada más inteligente que saber limar asperezas cuando los desacuerdos son leves. Una mujer puede recurrir a su madre buscando soluciones si la necesita y cuando la abuela sugiere lo ideal es que si siente que no está de acuerdo, con muchísimo tacto dejarla pasar sin que se note y seguir su propio camino sin que esto le duela a la abuela.

Tener presente siempre que los abuelos sienten un gran amor por sus nietos y no pueden evitar dar su opinión. Si bien son conscientes de los enormes cambios de las épocas en que cuidaban a sus propios hijos, como eran los horarios rigurosos en las comidas, o darles alimentos sólidos desde muy temprana edad, es normal que les cueste aceptar estos métodos, por esto es que está en juego la inteligencia emocional de cada mamá para inculcarle a la abuela estos cambios sin lastimar sus sentimientos.

Los padres que pueden mantener cordiales relaciones con los abuelos, pueden permitirles que den su opinión y ellos se sentirán realmente felices y útiles ayudando. Siempre es preferible hablar francamente con ellos a emitir insinuaciones o peleas. Una buena manera que tiene una madre para hablar puede ser el siguiente: “sé que no estás muy de acuerdo con esta forma de alimentarlo pero voy a volver a hablar con el pediatra a ver que me dice, capaz que la equivocada sea yo…” Obviamente estamos ante una madre inteligente que reconoce las buenas intenciones de la abuela pero que no va a ceder ante la manera de crianza de ella.

Abuela manipuladora

Que las hay es un hecho muy real. Generalmente son aquellas abuelas que fueron siempre muy autoritarias con su propia hija y continúa siendo de la misma forma sin lograr ver que ahora su hija es una mujer hecha y derecha. Como consecuencia nos encontramos ante hijas que aunque no estén de acuerdo con los consejos que dan sus madres, los aceptan por temor a no expresar sus propios sentimientos y a su vez surgen una rabia interna por no poder expresar lo que siente. Peor aún, estallar de repente en un arranque de cólera del que luego se pueda arrepentir.

Ante este tipo de situaciones, una posible solución es recordar a cada instante que ahora ella es la madre y que el hijo es ahora suyo para sacarlo adelante como mejor le parezca. Parece fácil pero no lo es. Es importante buscar ayuda por ejemplo con el padre para que ambos puedan sostener esta metodología y que él la apoye.

Por último tener presente que una mamá no debe sentirse culpable de hacer enojar a su propia madre en caso de no estar de acuerdo con ella. Buscar ayuda con un profesional que le enseñe a manejar sus sentimientos, es el mejor consejo se puede brindar en estos casos.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

6 Comentarios

  1. Thanks for another excellent post. The place else could anyone get that kind of information in such a perfect way of writing? I’ve a presentation next week, and I’m at the look for such information.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top