Noticias Destacadas
Inicio / Padres / Actitudes / Los padres son seres humanos

Los padres son seres humanos

Nadie nace sabiendo y mucho menos cuando tenemos qnfrentarnos al difícil rol de convertirnos en padres. Si bien es cierto que hay cosas que debemos aprender, otras son sumam intuitivas, pero ante todo, tener pres que nadie es perfecto en esta vida.

Claves para un buen comienzo

  • No renunciar a todo

  • Muchos padres, sobre todo si los mismos son jóvenes sin una profunda responsabilidad ante la llegada de un nuevo miembro en la familia ya que, antes que nada sin que tienen que saber hacer todo de entrada. Imaginan qstán obligados a dejar de lado todas las libertades y diversiones que tenían para abocarse totalm al cuidado del recién nacido. Lamentablem piensan que deben renunciar a todo cómo uincipio y no pensando en un de sentido común ya qs normal que algunas cosas se dejen de lado pero no todo.

    Lo peor es cuándo un sentimiento de culpa "Una madre cansada sentada en el piso de su cocina" asociado a esta situación, no permitiendo el disfrute merecido. Esto además hace que surja un sentimiento de “encarcelamiento” y sus posibles consecuencias de sentirse frustrado o irritado continuam y de forma inconsci generando un resentimiento contra el propio bebé.

    Se deben poner en claro las situaciones que se nos van a ir dando momento a momento. Que un recién nacido da mucho trabajo es una realidad, pero, dejar ql bebé absorba por completo nuestras vidas es un error. En general siempre tenemos a nuestro alrededor tíos, amigos o abuelos que se muestran encantados de poder quedarse al cuidado de nuestro hijo por unas horas permitiendo así continuar con ciertas actividades a las qstamos acostumbrados como puede ser reunirse con amigos en determinadas ocasiones.

  • Tener derecho a irritarse

  • Pensar que por ser padres estamos obligados a una paciencia sin límites, es un idealismo que solam puede estar en nuestras cabezas y se desvanece inmediatam con la llegada del bebé. Cuando escuchamos llantos durante horas y no sabemos qué quiere, cuándo en pleno invierno se despierta cada una horita reclamando lo que ni siquiera sabemos, cuándo es la hora de una siesta y resulta qstá más despierto que nunca… realm es muy difícil mantener la calma y menos aún que no aflore un sentimiento de rabia, irritación o frustración.

    Antes que nada lo mejor es admitir este sentimiento de irritación. Hablar de esto con alguna amiga o un ser querido que nos comprenda es lo más saludable que nos puede suceder. Los padres no somos perfectos y poder decir en voz alta lo que nos sucede es excel para aliviar eso de la mochila que llevamos dentro. Si rramos este tipo de sentimientos los mismos se van a manifestar más tarde cómo cansancio, estrés, malhumor, dolores de cabeza y peor aún, cuándo por esta causa comenzamos a tratar mal a todas las personas que se encuentran a nuestro alrededor. Además si nos sentimos tristes o con malestar por esto, el niño lo va a captar de alguna manera.

    Todos nos enojamos con nuestros hijos y tenemos que saber qs algo inevitable pero por sobre todas las cosas normal. Pero hay que tener en cuenta que los niños se sin más tranquilos sabiendo que les sucede a los padres aunque sea un sentimiento de ira porque de esta manera también les estamos enseñando a sacar para afuera la suya. La irritación justificada dicha en voz alta es más sana qstar al lado de una persona que no sabemos qué es lo que le sucede.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

2 Comentarios

  1. Hi there, I found your website via Google while looking for a related topic, your web site came up, it looks good. I’ve bookmarked it in my google bookmarks.

  1. Pingback: Marta

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top