Noticias Destacadas
Inicio / *Importantes / Por qué se producen las luchas de poder

Por qué se producen las luchas de poder

A la mayoría de nosotros nos gustaría tener más control sobre nuestras vidas del que creemos que tenemos. El control que deseamos es difícil de obtener, así que la mayoría de nosotros soportamos un cierto grado de frustración. La madurez se define por nuestra capacidad para superar dicha frustración, y negarla o suprimirla no es el mejor. Tampoco gritar, llorar o dar portazos a las puertas. La mayoría de la g es poco coher a la hora de enfrentarse a la frustración. A veces la achacan a sus hijos, aunqllos no sean la causa. Del mismo modo, a menudo los padres se sin partícipes de las frustraciones de sus hijos aunque no tengan nada que ver con ellas.

En ocasiones, los padres llegan a casa después de"Madre e hija discutiendo" un día agotador en que se han enfrentado a las frustraciones de la vida y no pueden evitar pagarlo con el resto de la familia, sobre todo con los niños que no obedecen sus órdenes. Incluso la g más sana se “ensaña” con algún miembro de la familia de vez en cuando. Estos conflictos periódicos son esfuerzos para retomar el control de sus sentimientos cuando las frustraciones son temporalm demasiado difíciles de superar de forma racional. Sin embargo, esto no es una lucha de poder.

Luchas de poder son oportunidades que utilizan padres e hijos para descargar sus sentimientos de impotencia. Las personas que creen tener poder sufici saben qncontrarán la manera de conseguir o hacer lo que se propongan. Los niños y adultos que se sin poderosos no se involucran en una lucha de poder porque no necesitan sentirse culpables para conseguir sus propósitos.

Se producen conflictos entre padres e hijos porque la g quiere cosas (incluidos tiempo y atenciones) que tienen limitaciones dentro de la familia. Los métodos utilizados para poder resolver las diferencias son consecuencia del nivel de poder que crea tener cada uno. Los padres qncuentran soluciones que permiten a cada uno resolver sus necesidades son guías y modelos para sus hijos. Si los padres no tienen sensación de poder, los niños tampoco la tendrán. Ello dará lugar a las .

Cómo saber si está inmerso en una lucha de poder

Un padre está empeñado en una lucha de poder cuando intenta evitar una determinada situación con su hijo. Tal vez tenga fantasías guiadas por sentimientos de culpa sobre los castigos que le gustaría imponer a su hijo. Se está inmerso en una lucha de poder cuando siempre hay que aplicar un castigo físico al niño para conseguir que haga lo que se pretende de él. El padre se enfada o se deprime cuando el niño está cerca. Las luchas de poder pueden ser conflictos menores o acabar en malos tratos físicos al niño. Se extienden por las relaciones familiares como un cáncer, echando más leña al fuego. En casos extremos, pueden desencadenar abusos, depresión o serias disfunciones familiares, incluidos la separación o el divorcio.

A menudo es cuestión de responsabilidad

Volverse más autónomo e independi forma parte del desarrollo humano, pero nuestro sentido de la responsabilidad dependerá de la familia en la que crezcamos. Aunque la capacidad del niño para asumir responsabilidades aumenta conforme va creciendo, hay qnseñarle sus áreas de responsabilidad y a comprometerse con ellas. Es este conflicto entre padres e hijos el que desencadena las luchas de poder.

Las personas permiten que los demás asuman responsabilidades qllos prefieren no asumir. Esto se denomina delegar o, de manera más informal, pasar la pelota. Los niños se inclinan muy a menudo a dejar que los demás asuman responsabilidades por ellos y les encanta delegar en otros miembros de la familia, sobre todo en su madre. Para ellos es un buen porque muchas madres reaccionan diciendo: “Es más fácil si lo hago yo misma”. A los niños les gusta que les cuiden. Esto les hace sentirse bien. Así que, naturalm, cualquier elemento qstropee dichos sentimientos, como por ejemplo aceptar responsabilidades (sobre todo si son desagradables), obtendrá resistencia por parte del niño. Los padres deben enseñar a sus hijos a superar esa primera reacción contra las responsabilidades y, por tanto, no es sorprend que se produzcan conflictos. Sin embargo, hay algunos métodos que pueden suavizar las luchas de poder.

Fu: Reynold Bean | Cómo ser mejores padres

Leer más artículos relacionados:

14 Comentarios

  1. I was just seeking this information for a while. After 6 hours of continuous Googleing, finally I got it in your web site. I wonder what is the lack of Google strategy that don’t rank this type of informative web sites in top of the list. Usually the top web sites are full of garbage.

  2. I’ve been absent for a while, but now I remember why I used to love this site. Thank you, I will try and check back more often. How frequently you update your website?

  3. I am especially impressed with your writing skills together with with the composition on your blog page. Is that this any paid subject matter or do you customize it by yourself? Either way stick up the wonderful quality crafting, it’s scarce to look an ideal weblog like this one nowadays.

  4. I really appreciate your help, it is very useful for me,you will get good grades!

  5. Can I simply say what a relief to find someone who really is aware of what theyre speaking about on the internet. You undoubtedly know how you can convey a difficulty to light and make it important. More folks need to read this and understand this facet of the story. I cant consider youre no more common since you definitely have the gift.

  6. I was seeking this particular information for a long time. Thank you and best of luck.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top