Noticias Destacadas
Inicio / Educación / El dedo en la boca

El dedo en la boca

Cuando un pequeño se si cansado o triste, suele buscar consuelo con la almohada, un peluche, la manta, el chupete, el pulgar, etc. Es a partir de los 6 meses que comienzan a sentir un poco la separación con los padres, fundamentalm con la mamá y que, en ocasiones, empiezan a valerse de determinados hábitos de succión para autoconsolarse y recuperar en parte la seguridad que le brindaba en todo momento la madre.

Cuando se habla del primer sentimiento deBebé con el dedo en la boca separación, cabe destacar que se produce porql bebé comienza a comprender qs un ser separado de su madre lo cual, por un lado le agrada ya que de a poco comienza a ganar independencia, pero por otro, necesita la seguridad de esos brazos que lo sostienen, así que, la succión del pulgar le recuerda el placer de ser amamantado o alimentado en brazos de sus padres. Es fácil entonces de nder por qué los niños no abandonan este hábito hasta los 3,4 ó 5 años de edad: el hábito de la succión del pulgar representa la comodidad y seguridad de la primera infancia al cual pueden recurrir cuando tienen sueño, están enojados, tristes o para calmar el llanto.

Satisfacer el ansia de succión

No todos los bebés vienen al mundo con el mismo grado de instinto de succión. Es sabido que algunos se chupan el pulgar cuando están en el útero y otros no lo hacen nunca. El caso es que no es motivo de preocupación cuando el bebé se chupa el pulgar antes de que le toque su comida ya que generalm lo hacen porque tienen hambre. Cuando se observa ql bebé succiona en demasía el pulgar entre una comida y otra, se debe pensar en cómo satisfacer el ansia de succión.

Si un pequeño comienza a tratar de succionarse el pulgar, no es buena idea impedírselo de forma directa, sino que hay que darle más oportunidades para que succione echo, la mamadera o el chupete. Un pequeño alimentado a pecho tiende a chuparse menos el dedo y se piensa qsto es debido a que las madres dejan que su hijo permanezca en echo hasta cuando quiera. La madre no sabe si su pecho está vacío por lo que permite que sea el bebé que lo determine. Un general un bebé extrae la mayor parte de la leche en los primeros minutos y el resto del tiempo se dedica a succionar satisfaciendo de esta manera su ansia.

En cuanto al chupete, el mismo resulta útil para calmar el ansia de succión ya ql mismo es una tetina unida a un disco que se apoya contra los labios del bebé. Un pequeño puede ser tranquilizado totalm si tiene un chupete para succionar ya que la boca del bebé va a estar atareada. Es sabido que la mayoría de los bebés que usan librem el chupete, nunca succionan el pulgar aunque abandonen el chupete a los poquitos meses.

Succión de pulgar vs. dis

Es preocupación de la mayoría de los padres el efecto que causa la succión del pulgar en los dis. En general dicha succión empuja los dis superiores delanteros hacia adelante y hacia atrás la dentadura inferior.

La cantidad de desplazamiento de los dis está determinada por cuánto tiempo se succiona el niño el pulgar pero, por sobre todas las cosas, de la posición que ocupa el pulgar dentro de la boca. Para tranquilidad de los padres, los dentistas afirman qsta inclinación no se verá en la dentadura perman que, de hecho, comienzan a aparecer alrededor de los seis años de edad. En resumen, si la succión del pulgar se abandona a los seis años, las posibilidades de que se deformen los dis al niño, soácticam imposibles.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Un comentario

  1. Hello There. I found your blog using msn. This is a very well written article. I will be sure to bookmark it and return to read more of your useful info. Thanks for the post. I will certainly return.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top