Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Las obligaciones

Las obligaciones

¿Cómo aprenden los niños a cumplir con sus obligaciones? A causa de su propia naturaleza, comienzan a sentir que, comer solos, cepillarse los dis, barrer, guardar cosas, irse a la cama siotestar, son actividades entretenidas y propias de g grande. Si los padres logran con éxito mantenerse en buenos términos con ellos a medida que crecen, los pequeños disfrutarán de hacer los recados, cargar bultos, rastrillar el jardín, porque aún desean tener una parte importante en las tareas y complacer a su padre y a su madre. La mayoría de nosotros (incluyendo a los autores), no estamos en condiciones de educar tan bien a nuestros hijos que siempre obtengamos colaboración, pero si ndemos que los niños prefieren resultar útiles, podremos tender menos a transformar las tareas domésticas en algo que parezca un deber desagradable o de asignárselas cuando están irritados.

No se puede esperar que los niños "Hija cocinando bajo la supervisión de su padre"siempre sean responsables para con sus obligaciones… ni siquiera a los 15 años. (La mayoría de los adultos también caen en lapsos de irresponsabilidad). Se les debe recordar. Si puede encontrar paciencia sufici, trate de recordarlo de manera llana, amable, como si estuviera hablando con un adulto. Lo que destruye el orgullo por la tarea es el tono despectivo y regañón. También resulta eficaz asignarle a los niños tareas que puedan hacen en compañía de otros miembros de la familia, sea secar la vajilla o cortar la hierba. Luego los estimulará el carácter de tarea adulta, y el placer de ayudar.

Vestirse solos

Entre 1 y ½ años de edad, los niños comienzan a intentar desvestirse solos. Hacia los dos años, pueden desvestirse bastante bien. En ese momento, se esforzarán bastante por ponerse la ropa, pero se harán un completo embrollo. Es probable que les lleve un año más aprender a colocarse, en forma correcta, las piezas de vestimenta más sencillas, y todavía otro año más (hasta alrededor de los 4 ó 5 años), para arreglárselas con lo más complicado, como cinturones y botones.

período que va desde el año y medio a los 4 años, requiere mucho tacto. Si usted no permite que se pongan las partes que son capaces de ponerse, o interfiere demasiado, es probable que se enojen bastante. Si en el momento en que sin deseos de hacerlo, no tienen oportunidad de aprender, pueden perder las ganas. Sin embargo, si usted no los ayuda en absoluto, nunca podrán vestirse y se sentirán frustrados por su propio fracaso. Puede ayudarlos con tacto, en las tareas en que sea posible. Quite, en parte, los calcetines, de modo ql resto resulte más fácil. Coloque las prendas que querrán ponerse, de manera qmpiecen en forma correcta. Manténgalos interesados en las partes fáciles, mientras usted cumple con las difíciles. Cuando se embrollen, no insista en quitar por completo la prenda, sino diríjalos a ellos, de manera que puedan continuar. Si sin que usted está a favor de ellos, y no en contra, serán mucho más cooperativos. No obstante, se requiere paciencia.

Guardar las cosas

Cuando su hija (o hijo) es muy pequeña y usted espera a que termine de jugar para recoger las cosas, puede hacerlo con entusiasmo, como parte del juego. Los bloques cuadrados van aquí, en las pilas grandes, y los alargados van allí. Hagamos de cuenta que aquí hay un garaje, y que todos los automóviles vienen a dormir, por la noche. Para cuando ella tenga 4 ó 5 años, habrá adquirido el hábito de guardar las cosas, y disfrutará con ello. Muchas veces lo hará sin que se lo recuerde. Pero si en ocasiones necesita ayuda, hágalo en forma sociable.

Si le dice a una niña de 3 años: Ahora, guarda las cosas, suena desagradable. Aunque goce haciéndolo, usted le está imponiendo una tarue, en la práctica, ningún niño de esa edad tiene la perseverancia de realizar. Aún más, todavía está en una etapa de mucha inconstancia.

Ayudar a una niña con alegría a guardar sus cosas, no sólo desarrolla buenos modales y una buena actitud en ella, sino que también es más fácil para el padre que una larga discusión.

Fu: Dr. Spock | Tu hijo

Leer más artículos relacionados:

Un comentario

  1. Gracias por el articulo porque me resulta muy útil

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top