Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Mi hijo mayor no es sociable

Mi hijo mayor no es sociable

En una familia con tres hijos varones, cure los dos mayores son sumamente introvertidos; tienen que hacer un esfuerzo para saludar cuando vienen visitas aunque sea un miembro de la familia, cialis mientras que, abortion al más pequeño le fascina tener gente alrededor para poder interactuar todo el tiempo con las personas. Pero no todos los niños son iguales y la pregunta es en qué consiste es la diferencia.

Una respuesta a esto es que, generalmente, cuando un bebé es el"Niño poco sociable junto a su padre" primero, los padres suelen estar muy pendientes de todo lo que hace: que si empieza a caminar lo siguen, si quiere comer solo toman la cuchara para darle en la boca, si llora se desesperan porque no saben el por qué, si juega solo y está tranquilo, los padres se sientan a jugar con él aunque el niño no lo haya solicitado… en fin, lo que estos padres están haciendo sin querer, al no permitir al niño que haga las cosas por sí mismo, es brindarle muy pocas oportunidades de desarrollar sus propios intereses.

Los padres tienen que prestar atención a esta actitud ya que pueden convertir al niño, en un ser consentido que cree pensando que es el centro de todo y que las cosas se hacen solas o que vendrán caídas del cielo. No olvidarse que es un niño que no tuvo oportunidad de practicar cómo entretenerse solo, o cómo ser sociable y atractivo para las personas. ¡Es que no le necesitaba! No importaba que el resto de las personas no le prestaran atención mientras mamá y papá estuvieran pendientes todo el tiempo. No creó esa necesidad y ahora, de más grandecito, es difícil de aprender esta actitud.

Los padres son seres humanos y por consiguiente no son perfectos, sin embargo, es de vital importancia para los mismos que dejen crecer a su hijo de forma sana, responsable, que aprenda a hacer las cosas por sí mismo, para que en el día de mañana, se transforme en un adulto maduro y capaz de afrontar la vida de forma inteligente. No se trata que los padres ignoren al primer hijo ya que, cualquier niño necesita mucho amor y atención, pero si es necesario que se cambien algunas actitudes: si el niño está jugando solo, permitirle que continúe así mientras esté entretenido. No se entrometa, no le dé indicaciones, no lo ayude, no lo critique, no le sugiera ni se meta en su privacidad a menos que se lo pida.

Aprenda a darle oportunidades desde pequeño. Si llegan visitas y él quiere conversar, déjelo. Si quiere expresar lo que siente, no lo haga callar. Si está en su mundo, no lo interrumpa. Si intenta hacer cosas solo tiene que darle la ocasión de probar… En fin, permita a su hijo salir del cascarón que los padres se empeñan en colocar en el primogénito. Tiene que dejar que las cosas fluyan con naturalidad. Intente relajarse y adáptese a lo que pueda venir de parte de su hijo. No es fácil educar a un niño pero tiene que aprender a controlar sus propias emociones.

Usted puede pensar que actúa de esta manera porque no tiene experiencia. Sin embargo, no es necesario que la tenga para criar a un niño… todo lo que necesita es comenzar con un talante amistoso y tenga confianza en sí mismo ya que, los padres no nacen sabiendo sino que se hacen con el correr del tiempo.

Esto situación podría ser semejante a quien asume un cargo por primera vez. Es lógico que si no está demasiado seguro de sí mismo, puede ser innecesariamente rígido y estricto por miedo a perder el control de la situación. La persona con más experiencia no tiene miedo de ser amistosa y razonable y las cosas fluyen de otra manera cuando se piensa de este modo.

No debemos olvidar de que son los padres fundamentalmente quienes tienen la misión de transformar mediante ejemplos y enseñanzas a un niño totalmente dependiente y centrado en sí mismo, en un miembro de la sociedad responsable. Este es un proceso de socialización que incluye no sólo que aprenda a caminar y comer solo, sino también los buenos modales, que exprese sus opiniones, educarlo en valores, en fin, ayudar a tu hijo para que en el día de mañana se convierta en un adulto feliz.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Un comentario

  1. Simplemente gracias por haber creado este sitio web. Excelente artículo!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top