Noticias Destacadas
Inicio / Padres / Paternidad

Paternidad

Al joven esposo contemporáneo se le puede encontrar alimentando o cuidando al niño cumpliendo con su papel paternal; algunos se quedan en casa para cuidarlo la mayor parte del tiempo. De hecho no hay razones por las que un padre no pueda ser una buena madre (en el sentido de ser él la persona que proporciona la mayoría de los cuidados al niño) y hacer un buen trabajo.

Las nociones de paternidad de este tipo son "Padre jugando con su bebé"ajenas a tiempos pretéritos o a otras especies. En el reino animal, los machos no desempeñan casi ningún papel en el cuidado y alimentación de sus hijos. El macho y la hembra humanos establecen una unidad familiar, mientras que la mayoría de los machos y hembras animales se unen para aparearse y luego se separan. De hecho, la humanidad tardó mucho en descubrir la paternidad. Las cuarenta semanas que separaban el momento de la concepción con el del nacimiento del niño impidió a nuestros ancestros que conectaran los dos acontecimientos.

Dados los cambios indudables producidos en las actitudes sociales, los investigadores han estado ansiosos por ver si estos cambios son profundos. Por ejemplo, ¿desencadenan los niños el mismo tipo de respuesta en los machos qn las hembras? Una técnica habitual es pasar películas de niños llorando a hombres y mujeres y al mismo tiempo medir sus respuestas psicofisiológicas, por ejemplo las pulsaciones y la presión de la sangre. En general, hombres y mujeres parecen reaccionar de forma similar. En segundo lugar, los investigadores han estudiado las formas en que los padres acogen a sus recién nacidos, dado qn muchas especies la conducta paternal está programada para proteger a los recién nacidos y reforzar la conducta de respuesta a los niños. De nuevo las semejanzas eran mayores que las diferencias. La mayoría de los estudios encuentran que los niños no distinguen entre sus padres (los dos pueden servir de abrigo), aunque hay pruebas que sugieren que, bajo una graesión, los niños tienden a mostrar preferencias por sus madres.

En la sociedad contemporánea, algunos hombres llegan a estar muy relacionados con sus hijos. Pero la mayoría hace lo qs realm un esfuerzo simbólico para seguir adelante con las tareas prácticas de cuidar al niño, concentrándose más en llegar a ser compañeros de sus hijos. No obstante muchos sin interiorm que sus relaciones paternales no tienen una base tan firme como los lazos maternales de sus esposas. Esos esquemas persisten después de la infancia.

Los investigadores que han estudiado la contribución del padre a la vida familiar llegan a la conclusión de que se debe animar a cualquier nuevo padre a pasar el mayor tiempo posible con su mujer y su hijo. Mientras antes se relacione con el niño, más probable es que se desarrolle una relación intensa entre ellos. Tener un niño merece una decisión cuidadosa por parte del padre y de la madre; lo ideal sería que los futuros padres llegaran a un compromiso conjunto para su futuro familiar antes de concebir al niño; aunqste interés mutuo debería continuar en el embarazo, es muy fácil ql padre empiece a sentirse rechazado en este primer período.

La barrera más frecu entre el padre y el hijo es el horario de trabajo del padre. Muchos padres sacrifican su tiempo familiar en aras de objetivos a largo plazo, para encontrarse después con que han perdido a sus hijos, al menos psicológicam, en este proceso. En algunos casos, las modificaciones en la rutina diaria del trabajo aseguran una participación más completa en la vida familiar, pero demasiado a menudo el trabajo se usa como excusa para evitar responsabilidades familiares. Muchos padres compets y activos en el trabajo se sin completam inútiles e inexpertos cuando están en casa con los niños.

Fu: Martin Herbert | Los problemas de los niños

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top