Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Educar a los hijos

Educar a los hijos

La educación de los hijos comienza en casa, entre otras cosas enseñando a los niños a hacer las cosas por sí mismos. Padres y madres precisan hacer elecciones correctas, ya que las mismas pueden tener gran impacto en el futuro de sus hijos. Para tener éxito en la tarea de educar a los hijos, es preciso tener a la vista y conocer las difers opciones que podemos brindarles a ellos, y confiar en el sentido común. ¿Pero por dónde comenzar? Desde elegir la mejor escuela hasta los juguetes ideales para cada fase del desarrollo, todo lleva su tiempo. Para padres primerizos, quizá la tarea sea más difícil, pero, dónde quiera qsté uno, tenemos que recordar que padres se hacen, no se nace. A continuación brindamos una serie de consejos para educar a los hijos:

  • Dar amor: Esto no significa comprar un juguete nuevo, sin "Niño rubio sacando la lengua"brindar al niño atención. El amor y la atención de los padres, son las mayores motivaciones en la crianza de un niño. Algunos problemas de comportamiento en el niño, surgen cuando la familia no presta atención a los hijos, o cuando únicam se dirigen a ellos, a la hora de rezongarlos. Y uoblema de puede desaparecer, cuando los padres desvían la atención para las cosas positivas e ignoran algunas travesuras. Las recompensas de orden afectiva son las más apreciadas, por hacer ql niño se sienta orgulloso de sí mismo, y reaccione bien al próximo desafío que se le pres en la vida.
  • No olvidar poner límites: Prestar atención de que no te suceda lo que hoy en día en muchas familias está ocurriendo; los padres se convierten en rehenes de sus hijos. Educar no es permitir todo. Prohibiciones y reglas son necesarias para el desarrollo del niño. No dar a los niños una conciencia sólida y clara de los límites, significa exponerlos a graves riesgos, conductas problemáticas, y dificultades en el futuro.
  • La culpa de quien trabaja fuera de casa: La relación entre padres e hijos ha cambiado a lo largo de los años. Hoy en día, la pareja tiene que trabajar fuera del hogar, y es en este momento cuando aparece la culpa. No vengas a casa todos los días con un juguete nuevo para sentirse menos culpable. Lo importante es que cuando llegues a casa no te olvides de prestar plena atención a tu hijo, sentarse y jugar con él. Habla con tu niño y cuéntale cómo te ha ido en el día y, por otro lado, pregunta lo que hizo él, animándolo al diálogo y a qxprese sus emociones. La calidad de tiempo en qstás con tu hijo es muy importante. Una manera de continuar en contacto afectivo, es llamar a tu hijo por teléfono desde tu trabajo. Preguntar qué está haciendo, si comió algo rico, si tiene deberes para hacer y de paso, es bueno contar alguna cosa que te haya sucedido a ti. Estos pequeños intercambios significan mucho, en el arduo trabajo de educar a los hijos.

Aprende junto a tu hijo

Todo padre tiene un gran maestro: su propio hijo. Cuando los padres tienen dudas sobre sus procedimientos, sólo te queda comprobar cuál es la opinión del bebé, ya que seguro dirá si está bien o mal. ¿Cómo? Nuestro hijo enseña a través de sus movimientos, gestos, miradas, sonrisas o llantos. Si los padres están en el camino correcto de su cara se refleja la tranquilidad y satisfacción, su cuerpo está relajado y su reacción será organizada y predecible. Y los padres van a nder estos códigos en un tiempo mucho más corto de lo imaginado, el mejor maestro será el bebé, cuyo lenguaje muy especial – el comportamiento – es la mejor lección.

La crisis de autoridad de los padres, en relación a los propios hijos, es un serio problema del mundo moderno. Hay entre los psicólogos, un creci consenso de que los padres deben establecer límites. Saber lo qstá permitido y lo qstá prohibido hace ql niño entienda su lugar. Incluso los niños muy pequeños son capaces de comprender el sentido de un sí y un no. Los niños necesitan reglas claras, sencillas y fijas para nder el mundo y a ellos mismos. También es vital que podamos escuchar las opiniones de nuestros hijos, ya qllos tienen derecho a expresar sus emociones.

Niños mimados ¡atención!

No precisa ser hijo único para que sea mimado, por esta razón, cuidado con eso de vivir todos los momentos para tu hijo y por tu hijo.

Algunos consejos para no tener niños mimados, y que no sufran en el futuro, son:

  • Dialogar siempre con él y demuestra qn la casa hay reglas que respetar. Es importante seguirlas y nunca quebrarlas.
  • Inculcar desde pequeños, las obligaciones en los niños, es el mejor camino a seguir para ayudarlo en el futuro.
  • Enseñar buenos modales a tu hijo. Todos los adultos adoran a los niños con buena educación.
  • No parar todo lo qstás haciendo por atender a tu hijo. Explicarle con cariño, que no todo puede ser hecho cuando él quiere.
  • Aprende a decir no. Es mejor que tu hijo aprenda a enfrentarse con respuestas negativas desde pequeño.
    Si una madre o un padre dijo No es no. Si cambias de actitud u opinión porql niño llora, vas a ir perdiendo autoridad sobre tu hijo.
  • No hagas por él las tareas que debe realizar solo. Tiene que aprender a realizar las cosas por sí mismo, para convertirse en el futuro en una persona completam independi y responsable.
  • Desde pequeño es importante que aprenda el valor de la disciplina.

Educar niños felices y obedis con disciplina positiva, es el mejor legado que, como padres, podemos brindarles, para qn el día de mañana, sean hijos responsables, sanos y queridos.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

3 Comentarios

  1. Gracias por los consejos

  2. Excelente artículo. Gracias por ayudar a los padres en algo así tan difícil

  3. La educación que les brindemos a nuestros hijos en sus primeros años de vida es fundamental en su futuro como personas. Por este motivo veo conveniente instruirse de manera continua con los especialistas en el área a fin de optimizar la capacitación adecuada.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top