Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / El chupete: ¿culpable o inocente?

El chupete: ¿culpable o inocente?

Muchas abuelas lo ofrecen untado con miel y muchas mamás se niegan a incorporarlo. Su utilidad y las supuestas consecuencias de su uso han sido puestas muchas veces en la balanza, pero lo que importa es saber cómo utilizarlo sin incurrir en excesos.

Es común que los padres se pregunten si al nacimiento del hijo, es "Hermosa niña con un chupete en la boca"conveni darle un chupete a su bebé. Para responder a esta inquietud debemos considerar ql niño, hasta aproximadam el año de vida, se encuentra en la llamada etapa oral, es decir que gran parte de su energía y de sus actividades se concentran en la boca; a través de ella se alimenta, investiga y reconoce los objetos. La boca actúa como órgano de descarga tensional, porque la succión alivia o disminuye sus tensiones, que no necesariam deben ser patológicas, ya que todo bebé normal experimenta momentos de tensión.

La necesidad de succionar va más allá de la estricta función alimentaria. Esto es fácil de comprobar si observamos ql bebé continúa succionando una vez satisfecha su hambre. De hecho, si no se le ofrece un chupete, es muy probable que succione su pulgar, lo que posteriorm puede acarrear mayores problemas.

A medida ql niño crece aparecen otros mecanismos de descarga tensional que reemplazan la succión, pero el chupete suele perdurar un tiempo como medio para calmar , tranquilizarse, y conciliar el sueño. Podemos decir, en consecuencia, ql uso del chupete es aceptable, e incluso aconsejable, encuadrado en determinada edad y siempre que se observen ciertas pautas que facilitarán el abandono del querido chupete, en el momento adecuado:

  • Nunca debe untarse en sustancias dulces (miel, o azúcar) debido a qllo favorecería la aparición de caries. Además, en este caso, el chupete no sólo cumpliría su función específica sino qstaría aportando otro tipo de satisfacción.
  • Utilizar un chupete de buena marca.
  • No debe recurrirse al chupete como único método para calmar el llanto del bebé. No debe reemplazar expresiones de afecto, como alzarlo o hamacarlo, es decir que debe evitarse taparle la boca con el chupete.
  • Hacia el año de vida se puede comenzar a sustituir el chupete por un juguete importante, ql bebé quiera y que uno perciba que lo prefiere entre otros. juguete lo puede acompañar en los momentos de tensión, llantos, pero sobre todo a la hora de irse a dormir. A veces, este objeto acompañante es un trapito o una frazadita ql bebé coloca cerca de su cara.

Aparm, el uso del chupete no perjudica al niño. Ni influye en forma negativa sobre la dentadura (salvo que se lo unte con azúcares), no afecta la implantación de los dis ni produce deformidades en el paladar. El único efecto indeseable que podría causar cuando su uso se prolonga, es una leve mordida abierta anterior (maloclusión), con incisivos inclinados hacia adelante y labios hipotónicos.

Fu: Dra. Liliana Branciforte | Soy mamá – Guía práctica de pediatría

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top