Noticias Destacadas
Inicio / Padres / La imaginación en los niños

La imaginación en los niños

Tanto la curiosidad como la imaginación en los niños a determinada edad, es muy fuerte. Quieren saber el significado de todo lo que miran. Su imaginación vuela alto y es sumamente rica. Ellos suman dos más dos, y sacan conclusiones. Además todo lo relacionan consigo mismos. Si alguien menciona los aviones, rápidamente preguntan: “¿Y yo cuándo voy a viajar en avión?” Si están hablando de la disciplina en niños, puede que digan “¿Qué significa disciplina?” o bien en su cabecita se forman imágenes de niños con mala conducta, corriendo sin parar, empujándose unos a otros… y vaya a saber cuántas cosas más.

La imaginación es buena. Cuando un niño pequeño, de tres, "Niño jugando con disfraces"cuatro o cinco años, cuenta una historia inventada, en realidad este pequeño no miente, en el sentido que atribuimos los adultos a la mentira. Para ellos, su imaginación es tan cierta y vívida, que no alcanzan a comprender el límite de lo real con lo imaginario. Y esta es una de los hecho que contesta a la pregunta de por qué aman que les lean cuentos. Y también una poderosa razón por la cual se asustan cuando ven en la televisión algo de miedo o violento; y de hecho, no conviene que vean estos programas.

Si nuestro hijo es de los que cuenta cuentos e historias, no es necesario estar pendiente de por qué lo hace, ni decirle que está mal, o que no debe mentir; mucho menos hacerlo sentir culpable. Lo importante es que los adultos entiendan que es una etapa y que es muy importante que la vivan plenamente, y que lo principal es que el niño se tiene que sentir bien con él mismo y su entorno.

Por otro lado, encontramos a los niños que pasan gran parte hablando con amigos imaginarios o aventuras, no como un juego, sino como algo de lo que está totalmente convencido. Esto también ocurre con frecuencia, pero, es necesario pararse a pensar si se encuentra satisfecho con su vida real. Una posible solución, es buscar amigos de su misma edad con quienes compartan los juegos y ayudarlos a que disfruten de ello. También es válido pensar, si ven a sus padres como compañeros y si no estarán necesitando también de esto.

Un niño necesita de amor, mimos, caricias, compartir juegos, conversaciones agradables. Si los adultos que lo rodean no son demostrativos, sueñan con compañeros de juegos activos y comprensivos. Así también, si los padres generalmente los desaprueban, los niños entonces crean un amigo travieso, para tener la oportunidad de culparlo de las cosas malas que han hecho, o les gustaría realizar. Si los niños de cinco años, aún viven en gran medida, en la imaginación, y no se adaptan bien a otros niños, quizá sea momento de consultar con un psicólogo infantil.

Un padre que ha vivido demasiado en la imaginación, y le fascina observar cuán imaginativo es su niño, le cuenta historias o cuentos, y ambos viven durante horas en un mundo irreal, va a tener que intentar poner los pies sobre la tierra. Es excelente que un padre pueda compartir historias, pero no estar todo el tiempo en un mundo de fantasía porque el niño puede ser alejado del interés de las personas reales, y por consiguiente, quizá pueda llegar a tener ciertas dificultades para adaptarse al mundo. En una palabra, solamente moderar los cuentos fantásticos para poder seguir incentivando la imaginación y creatividad en los niños, pero con cierta dosis.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top