Noticias Destacadas
Inicio / *Importantes / Cómo saber si mi hijo es hiperactivo

Cómo saber si mi hijo es hiperactivo

Los problemas de aprendizaje son una inmensa carga emocional tanto para los niños como para los padres. La hiperactividad es en el día de hoy, uno de los trastornos más frecus que se observan en los jardines de infantes y en las escuelas. Los niños tildados de hiperactivos, son aquellos que, comparados con sus compañeritos de edad, presentan un exceso de ansia motriz, dificultades en la concentración, les cuesta controlar sus impulsos, trastornos en la atención y descontrol en sus impulsos.

Estos niños se caracterizan"Niño preocupado" porque por un lado, tienees conductas agresivas o problemáticas pero por otro, son aquellos que se acercan y abrazan a personas prácticam desconocidas y tienen impulsos de dar besos y no poder mantener distancias. Para quien no conoce este cuadro de conducta, es algo totalm desconcertante, sobre todo para los padres o educadores del niño que no sepan manejar esta situación.

Las causas de este síndrome, aún son difíciles de determinar a ciencia cierta, pero los médicos citan entre otras posibilidades, daño cerebral en la primera infancia, alergias alimentarias, defectos metabólicos y otras. Es decir, coinciden en que deben ser varias las causas y que no son separables de la situación contemporánea en la cual vivimos, inmersos en un mundo cada vez más difícil y estresante no solam para los adultos, sino también para los niños.

El niño que presenta el trastorno de hiperactividad, ha perdido el control de varios aspectos de su vida como son la capacidad de atención, concentración y la disposición de actuar a su manera. Es muy difícil resolver esta situación a nivel familiar por más que los padres tengan la mejor predisposición para sacar a su hijo adelante, y es por esta razón que lo más conveni en estas situaciones, es buscar ayuda con uofesional compet.

Por otro lado y peor aún, es cuando el niño no encuentra en su casa ningún tipo de apoyo, es decir el caso de madres que trabajan fuera, preocupaciones, descontrol en las actitudes, padre agotado, situaciones todas que llevan en muchos casos, a la indiferencia del problema por parte de los adultos.

Y ni que hablar que si se deja al niño en manos de los medios de comunicación como puede ser mirar la televisión todo el tiempo que quiera, o jugar con los play horas y horas sin parar, conducen a un tipo de concentración defici, siendo que una educación intelig y sana para la educación y el fortalecimiento volitivo preguntatemáticam cómo se ha de construir el entorno del niño para qste para que éste se encuentre a sí mismo.

Uno de los mejores consejos que se imparten para ayudar al niño en este punto, es disciplinarlo, y una forma es el establecer horarios y rutinas para las comidas y el sueño, además de ql resto de la jornada se desarrolle de forma rítmica realizando también algún deporte. La alimentación se debe intentar que sea en base a alimentos nutritivos, sobre todo a la hora de impartir golosinas o similares, hay que intentar dejarlas de lado ya que contienen una buena dosis de colorantes artificiales y aditivos, que recargan gratuitam el metabolismos del niño y disminuyen la calidad nutritiva.

Por último cabe destacar que los niños inquietos no deben confundirse con los hiperactivos. Un pequeño qs inquieto, o movedizo no pierde su concentración en algo qsté realizando y en cambio el hipercinético o hiperactivo aunque quiera, no puede dedicar su atención y toda su concentración se pierde sin que llegue a realizar lo que quería. Para los padres de estos niños, es un consuelo que sepa que la mayoría de estos síntomas debidam tratados, suelen desaparecer antes de la pubertad.

Gabriela Nari |Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top