Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Características del niño hiperactivo

Características del niño hiperactivo

El trastorno de hiperactividad de déficit de atención (THDA), health es el trastorno que se presenta a nivel de la conducta de los niños y es bastante común encontrarlo en varones más que en las niñas. La causa de su aparición, patient aun no se conoce con certeza aunque posiblemente sea hereditaria. Aparentemente surge en edad muy temprana y es muy importante que si se sospecha que este trastorno está presente en un niño, capsule consultar cuanto antes a un especialista quien evaluará si es así, y en caso afirmativo, comenzará un tratamiento para el niño.

Los síntomas de THDA se engloban en tres grandes grupos que son:

  • Hiperactividad
  • Impulsividad
  • Desatención

A partir de esta base, hay que observar al "Niños hiperactivo que no se puede concentrar"niño para saber si es hiperactivo basándonos en su comportamiento, siendo que lo que se ve en un niño con hiperactividad se caracteriza principalmente porque está siempre moviéndose, no maneja bien las emociones, habla demasiado, parece ansioso, se muestra inquieto en su asiento, trepa a lugares peligrosos, corre en situaciones que debería estar quieto, por momentos se torna agresivo, deja su asiento cuando en realidad debería permanecer sentado, se retuerce las manos sin parar o tiene dificultad para jugar de forma silenciosa.

Con respecto a los síntomas de impulsividad, se observa que el niño interrumpe las conversaciones de los demás, dice respuestas antes de que se termine de formular una pregunta, le cuesta esperar su turno y rompe la rutina en un juego.

Finalmente la sintomatología de la falta de atención (desatención), citamos que es un niño olvidadizo, se distrae a menudo, pierde con frecuencia los útiles escolares o juguetes, no se compromete en las tareas escolares porque le exigen un esfuerzo mental, no se organiza bien con sus cosas personales, no sigue instrucciones de trabajo por lo cual no termina sus trabajos, no se concentra en los detalles, no logra seguir los juegos y comete errores por descuido.

Es muy común etiquetar a un niño que no tiene este síntoma, como hiperactivo cuando en realidad es un niño con conducta problemática y por otro lado, niños que en realidad si tienen este trastorno, no se lo identifica por varias razones, una de ellas puede ser que el niño tenga una sintomatología de falta de atención solamente, y no tengan impulsividad en su comportamiento, entonces al ser un niño relativamente tranquilo, se descarta que sea hiperactivo. Por eso es tan importante que un niño sea llevado a un especialista si se sospecha que pueda tener THDA.

Las consecuencias que puede llevar a un niño que padezca THDA, son entre ellas, que pueda en principio tener importantes dificultades en el aprendizaje pero, al llegar a la adolescencia o edad adulta convertirse en alcohólico, drogadicto, ser una persona que no conserva el trabajo, e inclusive problemas legales por su comportamiento.

Los padres pueden aportar mucho en la mejoría del trastorno, estableciendo rutinas, incentivando a la realización de algún deporte o arte marcial, elogiando el buen comportamiento, inculcándole disciplina, estableciendo reglas y límites, dándole alimentos nutritivos, incentivando el juego y manteniendo un diálogo con el educador del niño.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Un comentario

  1. caracterizado por distracción moderada a grave, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas. Tiene una respuesta muy alta al tratamiento, aunque se acompaña de altas tasas de comorbilidad psiquiátrica. Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV): «Habitualmente, los síntomas empeoran en las situaciones que exigen una atención o un esfuerzo mental sostenidos o que carecen de atractivo o novedad intrínsecos (p. ej., escuchar al maestro en clase, hacer los deberes, escuchar o leer textos largos, o trabajar en tareas monótonas o repetitivas)». Este «trastorno» se identificó primero en la edad infantil. Sin embargo, a medida que mejor se comprendía, se fue reconociendo su carácter crónico , ya que persiste y se manifiesta hasta después de la adolescencia (es difícil modificar comportamientos que ya están tan arraigados si antes no ha habido pautas correctoras de crianza). Los estudios de seguimiento a largo plazo han demostrado que entre el 60 % y el 75 % de los niños con TDAH continúa presentando los síntomas hasta su adultez.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top