Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Dolor de cabeza en un niño

Dolor de cabeza en un niño

Cuánto más pequeño es un niño y sobre todo si es un bebé, online más problemático resulta encontrar la causa de un dolor. El niño puede expresar este sentimiento de diversas formas, desde un llanto incontrolable, a diversas reacciones que pueden ir desde gritos, desconsuelo, suspiros, berrinches, apretar los dientes, inapetencia, miedo, etc. Por supuesto que todo va a depender de cuan fuerte es este dolor y la capacidad de soportarlo que tenga el niño. Brindando confianza y calma mientras se intenta descubrir su causa que puede ser desde dolor de garganta, dolor de vientre, salida de los dientes, musculares, oídos, etc., el niño lo puede ir sobrellevando hasta encontrar que es lo que le ocurre y aliviarlo. En este artículo se va a tratar específicamente de los dolores de cabeza y sus posibles causas.

  • El caso más frecuente que se suele presentar de"Niña a la cual le duele la cabeza" dolor de cabeza en un niño, es por causa del aumento de la fiebre. Es común que un niño manifieste en algún momento del día que le duele la cabeza y que no se siente bien; pasadas unas horas, su temperatura oscila entre los 38°C a 39°C o más. En estos casos el dolor de cabeza hace su aparición antes o durante el aumento de la fiebre y es un síntoma pasajero. Seguramente el niño presente un estado gripal u otra enfermedad que no requiere demasiada importancia e inclusive dicho dolor va a desaparecer ni bien la fiebre comience a ceder.
  • Hay que prestar atención en los casos en que dicho dolor no desaparece ni aún que la fiebre empiece a bajar. Si además se presentan náuseas o vómitos o ambos, se puede estar ante un caso de meningitis por lo que es necesario llamar inmediatamente al médico quien podrá determinar si está presente esta enfermedad. Hay meningitis causadas por virus (meningitis asépticas) que son benignas pero en caso de duda, a través de terminadas pruebas se establece ante qué tipo de meningitis está el paciente y se comienza el tratamiento específico con antibióticos para lograr prevenir daños mayores con internación en el hospital.
  • Si al niño le duele la cabeza o los ojos solamente cuando está leyendo, o mirando la televisión, o frente a la computadora, lo más recomendable es consultar con un oftalmólogo quien puede decir si tiene algún defecto en la visión.
  • Si los dolores de cabeza aparecen de vez en cuando aunque no tenga fiebre, acompañados o no de náuseas y vómitos, puede ser que estemos ante un caso de jaqueca infantil. Si bien es el médico quien va a establecer su tratamiento, un buen consejo para los adultos es darle una alimentación sana y tratar de sacar las golosinas o por lo menos, reducirlas considerablemente. También prestar atención a que el niño duerma suficientes horas y que realice actividad física. Una forma de aliviar la jaqueca en caso de que el pequeño le duela de forma imprevista la cabeza, es llevarlo a una habitación con luz apagada o tenue, sin ruidos y que intente dormir.
  • En el caso de que un niño manifieste dolores de cabeza antes o después de la escuela, es importante poder hablar con la maestra para ver si ella observó alguna inquietud en el chico. Si estos estados persisten, hay que consultar con el pediatra.
  • Si los dolores de cabeza aparecen en el hogar, hay que evaluar la situación familiar ya que muchos niños ante situaciones estresantes de gritos, peleas, angustia, depresión u otro tipo de descontrol de las emociones por parte de algún integrante de la familia, suelen querer llamar la atención de alguna forma.

Ante toda situación de dolor, los padres deben de ser capaces de mantener la calma y apoyar al hijo entre otras cosas, conteniéndolo y trasmitiéndole que sabemos lo que siente y que van a ser todo lo posible para ayudar a que el dolor se le calme. Con esta actitud, el niño tolerará el dolor de otra manera que si dejamos que surjan emociones como miedo o compasión, que no aportan absolutamente y además pueden aumentar la sensación de dolor; siempre apoyar y contener al niño, es el mejor remedio para los dolores del alma.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top