Noticias Destacadas
Inicio / Embarazo / ¿Qué pasa cuando la sangre del marido y la mujer son incompatibles?

¿Qué pasa cuando la sangre del marido y la mujer son incompatibles?

Los riesgos de sufrir complicaciones en la gestación no son iguales en todos los casos. Un adecuado control puede, además, prevenir y atenuar los inconvenientes más graves.

La incompatibilidad sanguínea por RH en la pareja suele ser uno de los fantasmas que preocupan a las embarazadas, y frecuentemente este problema es consultado con el médico. Esta preocupación, en muchos casos es legítima, pues determinar a tiempo si la paciente tiene probabilidades de sufrir este tipo de inconvenientes facilita en gran medida la prevención de futuros riesgos.

Para verificar esta probabilidad es fundamental conocer el factor Rh de la paciente. Este factor, que puede, o no, encontrarse en las membranas celulares de los glóbulos rojos, es un elemento que ha sido tomado para clasificar a la sangre humana en dos tipos: positivo si forma parte de las células sanguíneas de un persona y factor Rh si sus células carecen de él. La determinación se hace generalmente junto con la identificación de los cuatro grupos clásicos de la sangre: A, B, AB, y O.


Cuándo se presenta el problema

Cuando una mujer RH negativa, es decir, que no "Incompatibilidad sanguínea en el embarazo"posee en su sangre dicho factor, tiene un hijo RH positivo, recibe en el momento del parto una cantidad más o menos importante de sangre fetal RH positiva. Se produce entonces una microtransfusión del feto a la madre, de sangre incompatible. El organismo materno reacciona contra este factor que le es desconocido y que actúa como un factor Rh es decir, como cualquier sustancia (virus, germen, etc.) que incorporado a un organismo es capaz de generar una reacción que producirá anticuerpos específicos para combatirlo.

Aclaramos que este proceso de sensibilización (de identificación del antígeno y preparación de anticuerpos por el organismo) no se produce en toda mujer RH negativa que da a luz a un hijo RH positivo, sino que la probabilidad de que ocurra es, en cada parto, del 10 al 15%.

Si la madre es primigesta, es decir que es su primer embarazo, como la producción de anticuerpos ocurre después del parto, no sucede nada con su primer niño. Los anticuerpos anti-RH producidos por la madre permanecen siempre en su sangre.

Si la madre gesta nuevamente un hijo RH positivo, los anticuerpos anti-RH de la madre pasan al feto y atacan sus glóbulos rojos, aglutinándolos y destruyéndolos. Esta hemólisis o destrucción de los glóbulos rojos produce, en consecuencia anemia fetal (anemia hemolítica) que el feto trata de compensar produciendo mayor cantidad de glóbulos rojos.

Existe pasaje de sangre del feto a la madre desde las primeras semanas del embarazo, pero en el caso de incompatibilidad, la cantidad no es importante como para sensibilizar a la mamá. Cuando ésta se encuentra ya sensibilizada, este pasaje precoz estimula la formación de anticuerpos agravando el cuadro en embarazos sucesivos.


¿Podrá tener más hijos?

Para valorar el futuro de la mujer RH negativa sensibilizada, es importante tener en cuenta la composición genética del factor RH del padre, es decir, saber si el padre es heterocigota u homocigota. Como es sabido, todo carácter hereditario es transmitido a los hijos por dos genes, uno heredado de la madre y otro del padre.

Si los dos genes son iguales entre sí, el individuo se llama homocigota para ese determinado carácter; si son diferentes, el individuo es considerado heterocigota. Si es RH positivo homocigota, cuando se ha heredado de los dos progenitores ese factor (RH+); se es RH positivo heterocigota cuando en alguno de los progenitores, se halla ausente este factor.

En el primer caso (padre homocigota) su descendencia será, con seguridad, RH positiva. En el segundo caso, es decir cuando el padre es heterocigota, su descendencia tiene un 50% de probabilidades de ser RH negativa y otro tanto de ser RH positiva.

Con estos datos podremos, ahora sí, pronosticar los futuros embarazos de una mujer sensibilizada. Cuando su esposo es RH positivo homocigota, toda su descendencia será RH positiva y, en cada nuevo embarazo la incompatibilidad será, casi con seguridad, más grave. Si en cambio el padre es heterocigota, hay un 50% de probabilidad de que la sangre de su hijo sea compatible con la de la madre.

Fuente: Dr. Alberto Márquez | Soy mamá – Guía práctica de pediatría


Leer más artículos relacionados:

Un comentario

  1. Carry meizitang strong versions….mild weighty….plenty of posts on this web site over it.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top