Noticias Destacadas
Inicio / Educación / Comportamiento / Cómo manejar los celos

Cómo manejar los celos

Nace un hermano y enseguida hacen aparición los celos que son emociones intensas que generalmente resultan más perturbadoras en los más pequeños, patient porque no saben que es lo que los está lastimando. Para un niño es bueno saber por anticipado que tendrá un hermanito de manera que pueda ir de a poco, habituándose a la idea. Los educadores y psicólogos infantiles, coinciden que solamente es necesario que el niño sepa que el bebé está creciendo dentro del vientre de la madre y sentirlo moverse; si el niño es menor a dos años, es difícil que pueda entender algo más que este concepto. De todas formas, la llegada del nuevo integrante de la familia, debe cambiar lo menos posible la vida del niño y especialmente si este es hijo único.

En términos generales, los "Una niña angustiada porque siente celos de su hermano"celos son más perturbadores en los niños de cinco años o menos, ya que los mismos aún tienen una gran dependencia con los padres y su mundo se mueve generalmente dentro del ámbito familiar, siendo que un niño ya más grandecito, comienza a salir a la vida ya sea porque asiste a cumpleaños, casa de amigos o cruza la calle para visitar a la vecinita, por lo que no ser el centro de la familia, no lo hiere tan profundamente como a un niño pequeño. De más está aclarar que es un grave error pensar que porque es más grande, no están presentes los celos; él también necesita cuidados, mimos y atención. Sucede que sin querer, muchos padres están tan preocupados por los celos entre hermanos y se esfuerzan tanto por prevenirlos, que hacen sentir al hermano mayor inseguro e, inclusive, hay padres que hasta llegan a sentir culpa de haber tenido otro bebé y, lo más grave es que si el niño descubre que sus padres tienen estos sentimientos, con la necesidad de disculparse hacia él, esto también lo pondrá en una situación un tanto violenta y lo único que se logra, es que reafirma su propia sospecha de que, detrás de esto hay algo que no está bien, y se inclina a sentir más rabia hacia el bebé, como hacia los padres.

Los celos infantiles también se manifiestan en los niños mayores. Si estos niños tienen una buena relación con los padres e inclusive si los padres se llevan bien entre ellos, menos celos existirán y esto sucede porque dichos niños se encuentran satisfechos con el amor que reciben por lo que no sienten necesidad de llamar la atención de ninguna manera. En otras palabras, lo que afirma a un niño en la familia, es el sentimiento de que sus padres lo aman y aceptan tal cual es y en caso de que se trate de padres que cometen el error de compararlo con los otros hermanos, ya sea que lo digan en vos alta o no, el niño lo va a percibir y se sentirá triste con un lamentable sentimiento hacia el hermano y sus padres. Cuantas menos comparaciones se establezcan entre hermanos, ya sean de carácter beneficioso o no, será mejor para aliviar sus sentimientos.

Finalmente, todas las peleas que ocurren entre los hermanos, tienen un común denominador que son los celos, porque cada uno a nivel consciente o no, querría ser el favorito de sus padres. Un rol de padre, además de mantener la calma por sobre todas las cosas, es intentar mantenerse al margen de las peleas que ocurra entre ellos, ya que si intentan decidir quién está en lo correcto o quién no, ello los anima a volver a pelear pronto con la esperanza de ganar y que se rezongue al otro. En el caso imperioso de que los padres tengan que detener una lucha de poder para restablecer la paz, esto se debe pedir de forma clara y firme, que se detengan las discusiones y negarse a escuchar opiniones; salvo que sea demasiado evidente que uno tiene la razón y sea inocente en la pelea. Y, en caso de que la discusión siga, ordenar que se retire cada uno de ellos a su propia habitación.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top