Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Cómo tratar la fiebre

Cómo tratar la fiebre

El niño de cinco años ha estado jugando tranquilam afuera con sus amigos. A la hora de la merienda la madre lo llama y le saca la campera y el gorro de lana. Observa que tiene las manos frías aunque su cuerpo está bien; también qstá algo pálido. Come poco y manifiesta que le duele el vientre; se acuesta en el sillón a mirar la televisión. A la noche después de un baño la mamá le prepara la cena pero el niño dice que le duele la cabeza y que no tiene hambre. La madre inteligm no lo obliga a comer y se duerme prácticam sentado. A medianoche se despierta llorando y el padre va a ver qué sucede; ya está hirviendo y al tomarle la temperatura, tiene 39°C. Lo primero que hacen es buscar el remedio habitual para bajarle la fiebre y mientras le ponen compresas frías en la fr. Al rato el niño se duerme y en la mañana seguram la fiebre descendió bastante.

Todos los padres se han "Madre tomándole la fiebre a su hija" enfrentado alguna vez a este tipo de episodios febriles y es necesario saber que pueden hacer. Antes que nada se requiere ciertos conocimientos en la evaluación del por qué apareció la fiebre y saber cuándo es necesario llamar a un médico. Por otra parte, la madre o el padre, o ambos, ante la aparición de fiebre en un niño, se tiene que mostrar seguro y con confianza en sí mismo ya que de otra manera, el niño puede sentirse asustado y esa es una emoción que no queremos qsté pres en el niño. Es imperioso contener al niño en cuanto a los dolores del alma, es decir, tranquilizarlo y que se sienta seguro.

A tener en cuenta en caso de fiebre

Si se observa que un niño está distinto a como es siempre, sus movimientos son difers y manifiesta dolores de vientre, así como también pérdida parcial o total del apetito, en ocasiones acompañado de náuseas y vómitos y aparición de fiebre por encima de 38°C, lo más conveni es llamar al médico. Mientras tanto, intentar bajar la fiebre con compresas frías en la fr y darle de beber muchos líquidos.

Si la piel en las piernas (sobre todo a nivel de las pantorrillas) se encuentra fresca, es seguro que la temperatura va a seguir aumentando, lo que sucede es ql organismo aun no puede derivar calor hacia la periferia siendo que los pies y las pantorrillas recién se calientan mucho, una vez que se haya detenido el aumento de la fiebre. No hay que colocar compresas frías en las pantorrillas, hasta que la temperatura esté por encima de los 39°C para dar tiempo a la temperatura a que llegue a su máximo, y no intentar detener el proceso de forma artificial.

Durante el ascenso de la fiebre, los niños pueden sentirse bastante mal e inclusive tener vómitos. La presencia de dolores de vientre y cabeza, es muy común e inclusive puedeesentarse dolores de dis. Estos dolores ceden al alcanzar la fiebre su punto máximo. No hay que instarles a que coman y sí que beban líquidos. Si el niño quiere comer, se le puede preparar una sopa liviana o darle gelatinas.

Lo mejor que le puede suceder a un niño para superar una enfermedad, es la aparición de la fiebre. Al aumentar la temperatura corporal en el organismo infantil, permite la eliminación de bacterias y virus, siendo que, los adultos tienen que manejar con criterio la aparición de fiebre en un niño, y no medicarlo así porque sí, porque pueden estar encubriendo algo más grande.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top