Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Inflamaciones cutáneas purulentas en el niño

Inflamaciones cutáneas purulentas en el niño

Las inflamaciones son respuestas frente a sustancias extrañas como por ejemplo picaduras de insectos, viagra 60mg virus, treatment bacterias, hongos, cuerpos extraños, antígenos, etc. y la respuesta inflamatoria sirve para aislar y destruir al agente agresor, por lo que se concluye que la inflamación es un proceso defensivo que resulta útil al organismo y actúa como señal de alarma de que un proceso no está bien en el cuerpo. En este artículo se van a citar algunas inflamaciones cutáneas del tipo purulentas como son las siguientes:

  • Paroniquias y panadizos: Son"Niña aplicándose crema curativa en la piel de la cara" inflamaciones en la mano causadas por fisuras en los dedos y la palma donde se produce con relativa facilidad una proliferación del tipo purulenta. En caso de que el niño sienta que la mano palpita, se debe de recurrir de forma inmediata al médico. En el caso de los lactantes, se pueden percibir de forma fácil, inflamaciones en la zona de las uñas que pudo ocasionarse por un corte de las mismas de forma prematura o bien, el origen no tuvo una causa determinada y se produjo de forma espontánea. Será también el pediatra quien va a decir cómo realizar la curación.
  • Foliculitis: En ciertas ocasiones hay bacterias que penetran en la piel en el folículo adiposo. En el caso de que dichas bacterias queden atrapadas en el lugar donde el pelo entra en la piel, puede ocurrir una infección en la capa externa de la piel que se conoce con el nombre de foliculitis. Producen una especie de sarpullido que producen picazón y además de la visita al médico quien indicará el medicamento apropiado, es importante mantener una higiene en el niño del tipo de cambiar la ropa todos los días, así como también la ropa de cama. Intentar que el niño no se rasque la zona afectada.
  • Impétigo: Se presentan en forma de pústulas aisladas que se pueden extender hasta formar superficies; por lo común están cubiertas por costras amarillas. Los impétigos aparecen en un principio en determinados puntos de irritación de la piel, por ejemplo, si tiene un resfrío, en la zona debajo de la nariz. Es muy contagiosa y se debe tratar para impedir su propagación, sobre todo intentando que el niño no se rasque y aprender a cuidar la piel del niño.
  • Erisipela: Esta enfermedad es causada por estreptococos y presenta síntomas del tipo fiebre, ampollas, dolor, manchas rojas que se extienden en superficies, decaimiento, temblores y escalofríos. El tratamiento es con antibióticos y si bien la piel puede presentar descamación, después de un período de algunas semanas, la misma vuelve a la normalidad. La prevención en niños de esta enfermedad es que en caso de que se caigan y lastimen, lavar bien la herida.
  • Forúnculos: Son inflamaciones purulentas mayores que se sitúan a más profundidad en la piel; si dichas inflamaciones son muy grandes, se le llaman carbunco. Son muy comunes en la cara, cuello, axilas, nalgas y muslos. El forúnculo se manifiesta en un principio con una zona firme, sensible y de color rojo que luego se va llenando de pus por lo que aparece dolor. Pueden drenar pos sí mismos o bien se tiene que abrir para que drene.
  • Molusco epitelial: Aparecen en las partes blandas de la piel en grandes cantidades. Son pequeños y aparecen en la piel como nodulitos con una depresión central. Se propagan por el contacto, también en las piscinas de natación. Se trata con pomadas o bien se extirpan, según lo indique el médico tratante.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top