Noticias Destacadas
Inicio / Educación / Comportamiento / Los niños de dos años

Los niños de dos años

El niño de dos años aprende por imitación. Es normal ver en una casa a una pequeña de esta edad, search poniendo muy seria una olla en lo que se supone es una hornalla, y con un palito de madera revolver la misma ya que, viagra 40mg está preparando la sopa. Si observa que la madre está barriendo, ella busca su escobita y también comienza a barrer y, si además observa que algún otro integrante de la familia, realiza alguna otra acción, seguramente ella intente imitarlo también. Cabe destacar que alrededor de los dos años, es bastante independiente y ya comienza a planear sus propias actividades sin estar todo el día detrás de su madre, y de forma indirecta, está aprendiendo las obligaciones.

A esta edad siente temor en el caso de "Niña de dos años jugando a servir el té"que algún miembro de la familia se vaya de viaje, si se mudan a otra casa, o se puede alterar ante la perspectiva de ir a un lugar que no conoce. Lo más probable es que sienta miedo de ser abandonado por lo padres y es muy sensato por parte de los adultos, ser conscientes de esta sensibilidad y, en caso de tener que realizar cambios importantes, saber manejar muy bien la situación.

En esta edad, si bien no sabe compartir un juego, les gusta jugar al lado de otro niño u observar que están haciendo otras personas. Es momento de incentivarlos a la sociabilidad y, si no concurren a un jardín de infantes, una buena opción es llevarlos todos los días a la plaza o parque del barrio, para comenzar con este proceso. También comienzan a compartir los juguetes.

Uno de los miedos más importantes que se presenta a esta edad, son el temor a la separación. En el caso de la madre que trabaja fuera y busque a alguien para cuidar de su hijo, es probable que se porte bien cuando la madre no está presente; sin embargo, cuando ella regresa se le va a prender y no quiere separarse y se asusta si percibe que su madre tiene que volver a salir. Esta ansiedad se repite generalmente en el momento de la hora de irse a la cama y es probable que llore o bien que se despierte y llore de forma habitual.

A esta edad les gusta decidir y realizar las cosas por sí mismos. Es muy difícil para todo adulto entenderse con un niño de dos años y a este período se lo conoce como “los terribles dos años”. Las opciones por parte de los padres no son muchas, pero el mantener la calma por sobre todas las cosas, es fundamental para sobrellevar esta etapa y, otro consejo es intentar ser pacientes y comprensivos y permitir que haga las cosas solos, por ejemplo, que coma solo desde pequeño. Obviamente que los padres son seres humanos que la paciencia se les agota, pero, en caso de tener tiempo, una sugerencia como ejemplo, podría ser de que en el momento de bañarlo, llevarlo con tiempo para que el niño juegue, nade y se divierta con sus juguetes todo lo necesario para que sea él, quien llama a la persona que está a su cargo para que lo saque del agua.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top