Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Problemas a la hora de ir a dormir

Problemas a la hora de ir a dormir

A determinada edad, health sobre todo si los niños son pequeños, price presentan dificultades a la hora de irse a la cama. Esta resistencia para acostarse en bastante común y se presenta generalmente en los niños de dos años, donde a esta edad está presente la ansiedad por la separación. El consejo más seguro pero bastante difícil de llevar a la práctica, consiste en sentarse cerca o en la cama del niño de modo relajado, hasta que se duerma y nunca apresurarse a salir antes de que esté totalmente dormido, porque esta acción la va a alarmar más y se hará más dificultosa aún, la hora de irse a dormir.

La primera manera a "Niña con problemas a la hora de ir a la cama"destacar de un niño que no quiere ir a dormir para que se permanezca a su lado, es manifestar que tiene ganas de orinar, aunque lo haya hecho antes de acostarse. Esto despierta desconcierto en la madre ya que por un lado, sabe que es una excusa del niño para que ella se quede, pero por otro lado quiere alentar al niño que tiene la buena disposición de avisar que quiere ir al baño y a hacer las cosas por sí mismo. Lo lleva y tan pronto como vuelve a la cama seguramente diga que tiene mucha sed… Bien, estamos ante un niño con ciertas ansiedades y para evitar los miedos en niños, un padre debería atender estas dos solicitudes, para luego manifestarle de forma segura, clara y simple, que llegó el momento de dormirse y fin del tema; la importancia de poner límites es vital, ya que si el niño percibe dudas en el procedimiento del padre, la batalla va a continuar por bastante tiempo.

El otro tipo de comportamiento que puede realizar un niño a la hora de dormir, es que ni bien lo dejan en la cama, aparece junto a los padres. Es bastante difícil decirle al niño que vuelva a su cama, ya que lo más cómodo sería ponerlo en el medio y a dormir; sin embargo, esta no es la forma correcta de manejar la situación para enseñar a dormir a los niños, lo que estos padres deberían hacer, es acompañarlo a la cama y esperar a que se duerma, sin darle al niño ningún tipo de conversación.

Un pequeño desarrolla un apego hacia su madre o su padre, porque le ha surgido un miedo verdadero a quedar separado de uno o ambos progenitores; no olvidar que la imaginación en los niños es muy grande. Pero, si descubre que a su madre le preocupa tanto que va a hacer cualquier cosa para que su hijo se calme, puede comenzar a usar esta práctica siempre, ya que sabe que va a tener una respuesta por parte de sus padres. Entonces, si el niño se angustia cuando es dejado en la cama y ve que sus padres (o uno de ellos), no solamente permanecen a su lado, sino que le leen todos los cuentos que pide, se levantan a buscarle agua cuántas veces lo solicite, en fin, que hacen todo lo que les pide para tranquilizarlo, el niño ha aprendido que puede mantener a su padres sujetos a su lado, todo el tiempo que el desee; si esta es la situación del lector, la forma de arreglarlo puede ser que le diga: creo que ya creciste lo suficiente y no tienes miedo de dormir solo, así que a partir de mañana, solamente voy a estar para contarte un cuento y luego me iré a dormir.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top