Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Vómitos en niños

Vómitos en niños

El vómito es la contracción del contenido gastrointestinal a través de la boca, capsule erectile acompañado de la contracción de los músculos abdominales por lo que pueden aparecer dolores de vientre o estómago. En los niños, sickness la aparición de vómitos se asocia con frecuencia a alguna enfermedad infecciosa del aparato digestivo, habitualmente de carácter benigno. En el lactante aparece por toma la leche materna muy rápido, exceso de alimento, aire en el abdomen, resfrío, irritación del paladar o faringe, por la dentición o similares pero, siempre es importante detectar la causa y observar la duración y frecuencia de aparición de los mismos, ya sea en un niño o en un lactante.

¿Qué hacer si aparecen vómitos?

  • Darle abundantes líquidos"Niña vomitando" en pequeñas cantidades. Es importante recordar que tanto un niño como un lactante, puede deshidratarse rápidamente, sobre todo si el vómito está acompañado de diarrea.
  • Si el niño continúa con sed, esperar un poco porque si se le da más de tomar, es probable que lo vuelva a vomitar.
  • Si el niño está tolerando bien los líquidos, se puede aumentar la frecuencia y la cantidad de los mismos.
  • Si el niño vomita o tiene náuseas, nunca se debe obligar a que coma.
  • No darle bebidas compradas ni preparaciones hechas en casa; esperar a que el médico lo autorice.
  • Nunca utilizar medicamentos para detener el vómito, salvo expresa recomendación del médico.
  • Si tiene hambre, suministrarle alimentos nutritivos en principio en pequeñas cantidades.

¿Cuándo se debe llamar al médico?

  • No deja de vomitar o vomita mucho.
  • Aparición de fuertes vómitos y diarreas.
  • Vomita con sangre o color verdoso.
  • Cuando no puede retener ningún líquido.
  • Tiene fiebre.
  • Presenta dolores de vientre.
  • Tiene dolor de estómago.
  • Se siente débil.
  • Está decaído.
  • Palidez excesiva.
  • Se queja de dolor de cabeza.
  • Si aparecen manchas en la piel.
  • Duerme mucho.
  • Náuseas continuas.
  • No orina por más de 8 horas.

¿Puede ser grave el vómito?

Si bien no es frecuente, existe una perturbación donde el niño a partir de la tercera semana de vida, vomita con grandes arcadas y sin la presencia de diarreas ni fiebre. En casos pronunciados se produce pérdida de peso y es una afección que debe ser tratado de forma inmediata; podemos estar ante una hipertrofia del píloro.

Por otro lado, si el niño en las primeras semanas de vida vomita a menudo en forma de torrente o tiende a regurgitar seguido, puede tratarse de una insuficiente válvula de cierre de la entrada del estómago, lo que hace que ciertos mecanismos, retornen al esófago. Si esto sucede, se debe colocar al bebé acostado en posición oblicua con la cabeza más elevada que el resto del cuerpo y una forma puede ser poniendo una almohada debajo del colchón a la altura de la cabeza.

Finalmente hay que prestar mucha atención si se observa en el vómito, la aparición de sangre o hilos sanguinolentos, en donde se debe acudir de forma inmediata al médico ya que puede significar una alteración inflamatoria del esófago.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top