Noticias Destacadas
Inicio / *Importantes / Vómitos y diarreas en niños

Vómitos y diarreas en niños

Este trastorno digestivo, cure es muy común tanto en lactantes como en bebés. Cuando los vómitos y las diarreas aparecen sin fiebre o poca fiebre, store sin la presencia de fuertes dolores de vientre y además el abdomen es blando, la infección es del tipo gastrointestinal simple. El niño permanece en relativo reposo y cuidando siempre que ingiera abundantes líquidos ya que una deshidratación ocurre rápidamente en los niños, pero sobre todo si los mismos son pequeños o peor aún si se trata de bebés. Si se observa que después de unos días de alimentación nutritiva y sana el niño aún continúa con alguna de las dos afecciones o ambas, es necesaria la consulta con un médico.

La causa por la que hace aparición"Niña con vómitos y diarreas" en un niño vómitos y diarreas, generalmente es por un virus, por lo que no se requiere ningún medicamento para mejorar esta sintomatología. El tratamiento es solamente el de suministrarle abundantes líquidos perdidos durante estos trastornos, justamente para evitar la consecuencia más importante, que es la deshidratación. También es importante realizar algunas modificaciones en la alimentación con una dieta astringente y no darle leche y derivados por lo menos en el primer día, y es que enseguida se debe retornar a una dieta balanceada que mantenga a los niños bien alimentados, para que el intestino continúe con su capacidad de asimilar bien los alimentos. Un niño puede volver a comer de todo, si después de tres días ya no tiene más vómitos ni diarreas.

En el caso de que antes de querer vomitar el niño siente fuertes cólicos abdominales, que inclusive en ocasiones hacen aparición con bastante anticipación al vómito en sí, estamos ante los llamados vómitos acetonémicos que se producen por una perturbación transitoria del metabolismo de las grasas, durante la cual se producen acetona y otros tipos de sustancias similares. En estos casos es bueno que el niño recobre su equilibrio y ha sido de excelentes resultados suministrarle agua azucarada en pequeñas dosis.

Lo más importante siempre, es vigilar que no haya signos de deshidratación en el niño, ya que en este caso, se debe administrar suero que contiene, además de líquido, las sales y otros elementos que se pierden durante los vómitos y diarreas. Si se observa que el pequeño tiene demasiada sed, boca seca y pegajosa, orina menos y llora sin lágrimas, es posible que se pueda estar deshidratando por lo que hay que consultar inmediatamente a un médico.

En caso de que el niño esté deshidratado, es necesaria la internación para administrarle suero intravenoso en la cantidad que requiera. No se le van a dar anti diarreicos ya que no solamente que no ayudan en nada, sino que pueden ser perjudiciales; a lo sumo se suministran restauradores de la flora intestinal, para ayudar a la ingestión de alimentos.

Para terminar el artículo es necesario advertir que si los vómitos son ocasionales, más bien crecientes, por lo general acompañados de dolores de cabeza, hacen necesario un examen neurológico por parte del médico. Lo mismo el vómito a continuación de un accidente con golpe en la cabeza, siempre requiere la inmediata concurrencia al hospital.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Un comentario

  1. Parte de los problemas que a diario enfrentan los moradores de Bahía Honda del distrito de Soná, provincia de Veraguas, son los cuadros de vómitos y diarreas en los niños y la falta de agua para los más de mil habitantes en esa apartada comunidad.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top