Noticias Destacadas
Inicio / Educación / Comportamiento / Los tics en los niños

Los tics en los niños

Los tics son hábitos de carácter nervioso como puede ser el guiñar los ojos, prescription el carraspeo, generic tos seca, encogerse de hombros, muecas faciales o determinados movimientos compulsivos por ejemplo del cuello. Los tics suelen aparecer alrededor de los 9 años aunque los mismos, pueden surgir a cualquier edad. Cuando un niño se encuentra sometido a determinadas presiones, los tics hacen aparición con mayor frecuencia y los mismos pueden aparecer o desaparecer durante semanas o meses, o bien cambiar de lugar y por supuesto, desvanecerse para siempre. Cabe destacar que los niños tienden a copiar tics de otros.

Los tics generalmente aparecen en los Niño guiñando un ojo por causa de un tic nerviosoniños tensos o nerviosos cuyos padres suelen ser estrictos en demasía, o bien que estén vivenciando una situación con mucha presión en la casa, como por ejemplo el divorcio de sus padres. Aquellos padres que exigen y dan órdenes todo el tiempo a sus hijos, o los corrigen cada vez que se equivocan, o tienen expectativas muy altas de ellos, es altamente probable que sus hijos presenten tics. Hay que prestar atención cuando sin querer se le dice a un niño que realice deportes, concurra a todas las actividades, que aprenda música y además tome clases de pintura; estas pautas demasiado elevadas en un niño logra en éste una irritación creciente que la expresa por medio de dichos tics.

Los tics se caracterizan por la contracción involuntaria de los músculos de forma bastante intensa, siendo que hacen su aparición frecuentemente en la cara, por la mayor presencia de terminaciones nerviosas que para peor, la existencia de dichas expresiones, lleva a que el niño se sienta aún más inquieto por tenerlas, realizando en ocasiones grandes esfuerzos para detenerlas. Existen niños más propensos que otros a desarrollar tics y una vez que hace aparición en el pequeño, los mismos se intensifican si tienen que atender a tareas de mucha exigencia y los mismos mejoran o desaparecen, cuando el niño se siente tranquilo y está libre de todo tipo de estrés.

La mayoría de los niños que presentan tics, no requieren de ningún tratamiento, sin embargo, si el profesional así lo considera, existen una serie de medicamentos para utilizar en caso de que sea necesario. El mejor consejo para una buena evolución es intentar modificar determinadas conductas con ayuda de un psicólogo o psiquiatra y brindar al niño el mejor entorno de paz donde no exista estrés posible, ya sea en el hogar, así como también en la escuela dialogando con su maestra, siendo que se va a percibir como los tics van a ir desapareciendo de forma gradual.

No se debe llamar la atención o corregir a un niño que tenga tics, ya que se debe de pensar que los mismos están fuera de control. Se aconseja intentar que el niño esté tranquilo y sin ninguna presión demás, mirando el entorno en que se encuentra y sobre todo, que en su hogar reine la calma e intentar dominar la forma en que el adulto se dirige al niño. Si bien es normal que los padres se salgan de sus casillas con facilidad en determinadas circunstancias, es menester que el niño encuentre satisfactoria su vida y el rol de los padres, juega un papel fundamental en estos casos.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top