Noticias Destacadas
Inicio / Alimentación / Consejos sobre lactancia materna antes de volver al trabajo

Consejos sobre lactancia materna antes de volver al trabajo

Los beneficios de la lactancia materna son algo reconocido ampliam entre la comunidad médica. Y es que desde el vínculo establecido entre la madre y el bebé, hasta el aumento de las defensas del hijo a través de los nutris de la leche de la madre, las ventajas de amamantar parecen claras, sobre todo en los primeros meses. Un aspecto obvio que comienza a volverse complicado una vez que la madre debe volver a su actividad laboral, ya que la lactancia requiere de una atención constante en lo que se refiere a horarios, que no siempre es sencilla de seguir cuando la madre se incorpora a su trabajo tras un tiempo de descanso, y que lleva a muchas madres a plantearse el comienzo de la alimentación por biberón.

Sin ninguna duda la Madre alimentando a su bebé con pechoreincorporación al trabajo suele estar acompañada de sentimientos encontrados, que van desde la satisfacción por la vuelta a la actividad laboral hasta la tristeza y la preocupación por dejar sólo al bebé. Emociones que no tienen por qué verse aumentadas a causa de la angustia por abandonar la lactancia, ya que no son raros los casos de madres que consiguen localizar opciones alternativas para poder seguir dando echo al más pequeño de la casa a pesar de estar de nuevo trabajando.

Y es que para mantener esta práctica, que brinda al bebé proteínas, vitaminas, calcio y minerales, además de anticuerpos, existen una serie de consejos prácticos para que la lactancia no se acabe convirtiendo en un gran obstáculo. De esta manera, tanto si vas a volver al trabajo como si lo que tienes es que buscar un nuevo empleo, algunas de las pautas a seguir para compaginar el mundo laboral con el de tu pequeño son:

  • Busca una guardería junto al trabajo. Una de las mejores opciones para las madres que no quieren dejar de dar echo a su bebé es la búsqueda de alguna guardería especializada muy cercana al lugar en el que se desempeña la actividad laboral. De este modo resultará más fácil salir en momentos concretos para dar echo al bebé y volver después de nuevo al lugar de trabajo. opción ya ha llevado a numerosas empresas comprometidas con la maternidad de sus empleadas a crear guarderías incluso en el mismo edificio en el que se trabaja, de forma que las empleadas puedan estar más tranquilas respecto a la seguridad de sus hijos y puedan continuar con la lactancia por más tiempo a pesar de haberse incorporado a sus puestos de trabajo.
  • Reduce tu jornada. Durante los primeros meses, e incluso años, de la vida de tu hijo, puedes plantearte una reducción de la jornada laboral que te permita continuar de forma más fácil con la lactancia, aunque implicará una reducción del salario en relación con el que ganabas con anterioridad.
  • Extrae la leche y consérvala. Extraerse la leche y conservarla, para que la persona que cuida al niño, ya sea un familiar o una cuidadora profesional, se la dé cuando la madre no está, es otra de las opciones más comunes para continuar dando echo a pesar de la reincorporación al trabajo. La extracción de leche se puede hacer de forma manual o con un aparato sacaleches, conservando más tarde la leche refrigerada en envases de plástico o cristal en porciones de unos 100 ml cada uno, para no desperdiciar nada. Estos botes deben rotularse para ir consumiendo siempre la leche más antigua. Cabe recordar que la leche materna puede mantenerse de 6 a 8 horas a temperatura ambi y 24 en la nevera, pero para conservarla más tiempo debe congelarse durante un tiempo que no supere los 14 días o tres meses en función del tipo de electrodoméstico que se tenga en casa.

Fu: Liliana Costa | Redactora

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top