Noticias Destacadas
Inicio / *Importantes / La frustración en los niños

La frustración en los niños

Ningún padre quiere que su hijo se sienta frustrado, adiposity pero es parte de la vida que este sentimiento esté presente en todas las personas y es importante para hacer fuerte a un niño, tadalafil que el adulto sepa contenerlo y guiarlo, vcialis 40mg pero nunca realizar lo que tiene que hacer por él mismo u ocultarles los problemas de la vida, ya que en este caso, la sobreprotección conduce a que el pequeño se crie totalmente dependiente de los padres, además de crecer con autoestima baja ya que piensa y va a sentir de por vida, que no puede realizar las cosas bien por sí mismo.

Se debe prestar atención a "Niña llorando abrazada a su madre" este punto ya que, desde pequeño un niño debe sentir que tiene que intentar y experimentar cosas, que él puede hacer y que es normal que se le presenten miedos, que no importa que se equivoque o las cosas le salgan mal, ya que tiene a su alcance otras oportunidades para poder realizarlo de nuevo. Por parte del adulto, hacerle sentir que está a su lado para cualquier apoyarlo y guiarlo, sin importar cuantas veces más tenga que hacer lo mismo de nuevo.

Si bien hay niños que desde la más temprana infancia son responsables y han sabido resolver las cosas o enfrentar determinados problemas con madurez, o inclusive se observa una conducta de ser totalmente independientes en cada paso que dan, no se puede decir de los mismos que por actuar de esta manera, hayan crecido correctamente de forma sana. Ambos extremos, el que acabamos de citar y el del niño dependiente, son llamados de atención para los adultos. Estamos hablando de situaciones extremas en ambos casos, que, como bien es sabido, nunca es bueno.

Entonces, considerando estas dos posibilidades, el adulto debe preguntarse a sí mismo que es lo que está ocurriendo con sus emociones, temores y sentimientos, para tener hijos que desbordan o niegan los mismos. Según los profesionales, lo más importante es que el niño reciba el correcto vínculo afectivo desde su concepción, para poder ir madurando y creciendo sano y feliz en todos los aspectos de la vida.

Lo que se espera en un niño, es que el mismo vaya creciendo haciéndose a la idea de que puede solo, que tiene la suficiente fuerza y capacidad para asumir responsabilidades e ir enfrentando los problemas que se le presentan y, en la medida de que esto ocurre de esta forma, el niño va ganando confianza en sí mismo y su auto estima va creciendo. Por esta razón si los padres sobreprotegen a su hijo y no lo dejan enfrentarse a las frustraciones de la vida, no lo están ayudando a superar las diferentes etapas que debe vivir un niño, para convertirse en el día de mañana en un adulto feliz.

Teniendo en cuenta la edad del niño para saber qué es lo que puede o no hacer, un padre debe darle la suficiente libertad para que el niño realice las cosas por sí mismo. Por otro lado, se debe confiar en él, ya que este es el motor que lo va a impulsar a desarrollarse como corresponde; a su vez si los padres confían en su hijo, va a transmitir dicha confianza y esto es lo que le va a permitir seguir creciendo de forma adecuada.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top