Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Padres que critican a sus hijos

Padres que critican a sus hijos

Los padres que continuamente están criticando a sus hijos, no rx no aportan nada positivo para el sano y feliz desarrollo de los mismos. Si bien es cierto que padres no se nace y que educar a los hijos es difícil, see hay cosas que realmente deben de estar muy presentes en el día a día y, con esto nos referimos a que si los padres descargan su rabia, ira, frustración y atacan todo el tiempo a su hijo sin tener el apropiado control de sus propias emociones, entonces van a tener a un hijo problemático.

Cuando se critica a un niño, "Padre criticando a un hijo"lo que se está haciendo es poner más énfasis en lo que está haciendo mal y no se destaca lo positivo. Como consecuencia, además de tener un niño con mal comportamiento, esto va a pasar de forma inconsciente al interior del niño ya que el padre etiqueta a su hijo, de manera que lo va a ir incorporando a su forma de ser, además de que va a copiar esta manera de actuar y por consiguiente, el niño se va a acostumbrar a su vez a criticar.

Un padre que critica es porque seguramente recibió lo mismo de chico, e inconscientemente está repitiendo esa forma de conducta sin saber con exactitud, el daño que están causando por esta mala actitud. El adulto debe en primer lugar dejar de criticarse a sí mismo y aceptarse sin emitir ningún tipo de juicio; es recién acá cuando comienzan a dejar de encontrar defectos en su entorno. Por supuesto que son padres con baja autoestima y realmente no pueden pensar en ocasiones como actuar con claridad, si no buscan ayuda profesional.

Los padres que se pasan criticando se diferencian de aquellos que sobreprotegen a los niños, en que si bien permiten a los mismos que realicen las cosas por sí mismos, siempre encuentran alguna imperfección en lo que hicieron. Este padre que quiere un hijo perfecto y piensa que si le recuerda constantemente lo que está mal, el niño no va a tener ningún fallo, pero es hora de que se concientice que los reproches continuos acaba reforzando el mal comportamiento.

Un niño que crece en un ambiente de crítica o de burla, va a tener una baja autoestima sintiéndose inseguros y faltos de confianza y, por consiguiente es un niño que siempre va a estar buscando la aprobación de los demás. Por otro lado el fracaso es prácticamente ineludible en estos casos, junto a una serie de miedos que se presentan por causa de la crítica. Aceptar a un hijo para que sea feliz sin importar sus errores, es el camino que tienen los adultos para evitar estos sufrimientos.

Hay que esforzarse para valorar y felicitar por todo lo que el niño hace bien, enfocándose realmente en lo bueno y comenzar a dejar de lado lo que no está bien hecho, ya que si un adulto expresa reconocimiento por algo que está bien, lo anima a repetirlo. Por último no se debe olvidar que existe la crítica constructiva que, hablada y expresada como se debe, evita que el niño cometa verdaderos errores. El mantener la calma por parte de los padres, es otra forma de dar amor a los hijos, por lo que en caso de ver que resulta difícil la tarea y no puede dejar de criticar, lo ideal es buscar ayudar profesional.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top