Noticias Destacadas
Inicio / *Importantes / La vergüenza en los niños

La vergüenza en los niños

Los niños vergonzosos suelen ser inseguros ya que en general, healing es un sentimiento que va de la mano con el miedo a ser visto como alguien que no tiene valor e inclusive no querido o despreciado por el resto. La autoestima también juega un papel muy importante, ya que siempre es baja, lo que tiene como consecuencia dicha inseguridad citada al principio. Suelen sentir que siempre fracasan, que son dejados de lado, criticados e inclusive sienten que se burlan de todo lo que hacen. El mayor deseo que poseen, es ser populares, obviamente que como no confían en su capacidad para lograrlo, ni siquiera realizan el intento.

Desde el punto de vista de su cuerpo, son "Niño vergonzoso escondido detrás de una silla"niños que se ruborizan con facilidad si se les habla directamente, sus ojos generalmente están bajos, y el cuerpo está encogido. Transpiran y les late el corazón si tienen que realizar alguna intervención verbal y si pueden, se esconden de su maestra e inclusive de los otros niños; sin contar que se sienten incapaces de realizar cosas por sí mismos, del tipo de ir a hacer las compras o dirigirse a preguntar algo a alguien que les resulta desconocido.

Por parte de los padres, tienen que entender cómo se gesta la vergüenza; es un círculo negativo en donde al pequeño se lo exige demasiado e inclusive se lo critica siendo que, el niño no manifiesta su rabia o frustración, es decir, no expresa sus emociones y los mismos van sacando raíces en su interior. Por otro lado dicho niño se autocritica y se exige a sí mismo y proyecta en el mundo exterior estas emociones sintiendo que todo el mundo lo critica y se burlan de él.

Los padres deben mantener la calma y ser tolerantes; nunca enojarse sino que deben ser empáticos con el niño. Los padres como compañeros es la mejor solución para niños vergonzosos ya que los mismos, pueden ayudarlos en determinadas acciones, como por ejemplo, al llegar a la escuela saludar con naturalidad a la maestra e inclusive alentar al niño para que la salude pero sin presiones, ya que forzarlos más allá de sus posibilidades, puede despertar en él un pensamiento del tipo mamá piensa que puedo… y cuando advierte que realmente no lo consigue, esto hace que su inseguridad crezca aún más.

También hay que tener en cuenta que la sobreprotección en los niños, en estos casos tampoco favorece en nada en el momento de intentar ayudarlos. Hay que confiar en que van a superar la timidez y lo que se puede hacer por parte del adulto, es acompañarlos en este camino de distintas formas, por ejemplo, si quiere invitar amigos, estar de su lado y decirle que es una excelente idea, alentarlo a que vaya a cumpleaños, acompañarlo si no quiere ir solo a donde sea, etcétera. No hay que olvidar que los padres son el espejo del niño, y entonces es bueno pensar en tomar la iniciativa de invitar a casa a los propios amigos y relacionarse con vecinos o personas desconocidas, de la mejor forma posible. La autoestima en los padres, influye mucho en la vida familiar, por lo que es momento de revisar las acciones que corresponden.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top