Noticias Destacadas
Inicio / *Destacados / Mi hijo está triste

Mi hijo está triste

Ver la tristeza reflejada en los ojos de un niño, link seguramente sea uno de los temas que más disgusta a los padres; es preferible un hijo con mal comportamiento, movedizo, ansioso, irresponsable y hasta maleducado, que percibir tristeza. Este sentimiento se presenta cuando hay una pérdida o separación ya sea real o imaginaria, ya que cuando un pequeño se separa de un ser querido o tiene que enfrentar un cambio físico como puede ser una mudanza, sobreviene dicho sentimiento, teniendo en cuenta que todo cambio va de la mano con una pérdida en primera instancia, aunque en el futuro esto sea positivo.

No se debe confundir tristeza con depresión, "Niño triste subido a un árbol"ya que es común escuchar que se dice mi hijo está deprimido cuando en realidad solo está triste. La depresión es un trastorno que generalmente se debe tratar con profesionales, mientras que la tristeza es un sentimiento que generalmente es pasajero. Se tiene que prestar atención en que un niño verdaderamente esté deprimido, y el adulto se confunda y piense que está triste.

Cómo ayudar a un niño triste

  • Es importante que el padre diga en voz alta sé que estás triste, ya que esto va a aliviar mucho al niño que se va a sentir comprendido y contenido.
  • Permitir que el niño exprese sus emociones, simplemente escuchando todo lo que él pueda sacar hacia afuera.
  • El niño necesita que el adulto sienta empatía; es bueno saber que se ponen en el lugar de él, y saben que es lo que le está pasando, es decir que siente que no está solo con este sentimiento.
  • Si el adulto percibe que su hijo está demasiado agresivo, debe saber que es un comportamiento típico de un niño triste, es decir, la agresividad es como una máscara donde por debajo se encuentra la tristeza. Mantener la calma es el mejor remedio para esta situación.
  • Estar junto al niño cuando el mismo se siente triste, es la mejor forma de contenerlo y hará que se sienta amado por el adulto, además va a tranquilizar al niño.
  • Los miedos infantiles son comunes en todos los niños, pero cabe destacar que es otro sentimiento que suele aparecer de la mano de la tristeza.
  • Jamás criticar o burlarse del niño por lo que le está sucediendo.
  • Nunca negar este sentimiento, ya que lo que se logra es que se sienta inseguro y descreído de sí mismo, lo que tendrá como consecuencia una baja en su autoestima.

Es importante que el niño pueda verbalizar o expresar su tristeza, ya que si no lo hace así, es probable que comience a enfermarse su cuerpo, y aparecen las tan conocidas enfermedades del alma o psicosomáticas. Por otra parte pueden aparecer otro tipo de síntomas como son la falta de atención, problemas a la hora de ir a dormir, irritación, tics, hiperactividad y cualquier tipo de berrinches difíciles de entender para los padres, y si bien es imposible evitar la tristeza, si se lo puede ayudar a que la exprese todo lo más abiertamente posible.

Algunos padres se sienten impotentes ante esta situación y buscar aliviar este estado comprándole regalos al pequeño; esta no es la forma correcta ya que se está inculcando en el niño que si se siente triste se arreglan lo problemas con regalos. Si por el contrario expresa lo que siente en primer lugar, quizá llevarlo a pasear o que se distraiga con algo, es una buena manera de gratificarlo porque puedo sacar todo hacia afuera.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top