Noticias Destacadas
Inicio / *Importantes / Padres que pegan a sus hijos

Padres que pegan a sus hijos

Varios son los padres que piensan que una palmada bien dada puede hacer bien, y de hecho son muchos que lo consideran una forma de enseñar que produce buenos resultados. Sin embargo, muchos adultos pegan porqstán imitando el comportamiento de lo que hacían con ellos sus propios padres, y están convencidos qs el único método que puede detener el mal comportamiento de un hijo, acentuando además la creencia de que si no son duros con los niños, los mismos tienen altas probabilidades de convertirse en malcriados; cabe aclarar qsto no tiene por qué ocurrir así y de hecho, lo más grave es lo que se transmite a un niño de que la manera de solucionar problemas, es a través de la violencia.

Un padre de fijar "Madre protegiendo a su hijo"reglas pero no es conveni que abuse de ellas, es decir que si un adulto está continuam prohibiendo cosas a su hijo, puede pasar ql mismo se canse y no haga caso a nada, y por otro lado, si dichas reglas cambian de acuerdo a las circunstancias, el niño no va a saber a qué debe atenerse, siendo que lo peor de todo, comenzará a poner en duda la palabra de los padres y como consecuencia el respeto hacia el adulto va a bajar. Como conclusión de lo anteriorm expuesto, los límites se deben fijar siempre y cuando estén dentro de lo lógico y por supuesto, tener mucha paciencia para que los pequeños puedan ir incorporando los límites para qn un futuro se tengan hijos responsables y educados.

Es probable que si el niño continúa siendo desobedi, los padres pierdan la calma y es en estos momentos donde debe respirar hondo y ver si le da una paliza o no; hay otras soluciones como por ejemplo, detener la acción de lo qstá realizando mal, tomándolo firmem por el brazo. Aun así, los padres son seres humanos y seguram les cueste mantener el control de sus propias emociones, por lo qs preferible que antes de darle una cachetada o realice otro tipo de acción de la cual posteriorm se pueda arrepentir, es mejor golpear la mesa con fuerza y descargar la frustración o rabia a través de este hecho, además de que se consigue sorprender al niño que va a quedarse quieto al momento.

Por supuesto que si el niño comete faltas y las mismas requieren penitencias, se debe seguir adelante con la misión de que cumpla el castigo impuesto, siendo ql mismo debe ser justo y con la finalidad de que aprenda la lección y que no vuelva a cometer lo mismo. Si por el contrario los padres no pueden dominar sus reacciones instintivas y continúan atacando a su propio hijo, es muy difícil ql niño logre nder que se hace por su bien, y los padres deben a su vez saber qn ciertas circunstancias las soluciones más rápidas o impulsivas, no siempre son las más efectivas, es decir, una cachetada puede resultar a corto plazo, pero a la larga termina siendo contraproduc.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top