Noticias Destacadas
Inicio / *Importantes / Mi hijo no come

Mi hijo no come

Por naturaleza hay niños que comen mejor que otros e inclusive están los que realmente disfrutan cuando llega la hora de la comida. El verdadero problema se presenta en aquellos niños que no quieren comer nada, pills independientemente de que si le gusta lo que le hemos preparado o no y cuando esto sucede, sale lo que conviene hacer en primer lugar es que no tenga ninguna enfermedad que le haya sacado el apetito, there pero si nuestro hijo está sano, puede suceder que estemos ante determinados problemas de trastornos alimentarios ocasionados por alguna causa emocional y la situación en este caso es más difícil de solucionar, porque seguramente se tenga que recurrir a un profesional competente que ayude a encontrar la raíz del problema. Hay que tener bien presente que el niño tenga al día los controles pediátricos para descartar todo lo físico.

Por otro lado hay "NIño que no quiere comer"niños que se niegan a comer y esto es bastante común que se presente a los dos años, aunque se ha visto que por ejemplo un niño de 5 años que comía de forma aceptable, deja de hacerlo paulatinamente o lo que es peor aún, de un día para el otro. Las causas de este comportamiento pueden ser varias y es por esto que cuesta mucho encontrar una solución efectiva sin tratar previamente de saber cuál es la causa. Para muchos padres esto puede ser motivo de desesperación y son varios los que se preguntan si deben obligar a su hijo a que coma todo; esto no es una solución sino una acción de alguien que está muy preocupado y piensa que a base de penitencias o amenazas puede llegar a lograr que vuelva a comer como antes.

Puede estar sucediendo que el niño quiera llamar la atención de sus padres por algún motivo específico como la llegada de un nuevo integrante a la familia que lo esté haciendo sentir muchos celos, y necesita la atención exclusiva de sus padres como siempre sucedía. Realmente cuesta mucho hacerlo, pero en estos casos hay que mantener la calma por sobre todas las cosas e intentar no hacerle caso si realiza berrinches a la hora de comer, ya que esto va a empeorar la situación. Por el contrario ofrecerle un premio a cambio de que coma alimentos nutritivos puede ser efectivo en estos casos, siempre y cuando no se vuelva una costumbre y se niegue a comer si no se le ofrece algo a cambio.

Jamás se debe obligar al niño que coma ya que esto le puede producir malestares físicos como dolor de vientre, vómitos y diarreas, pero lo que es peor un rechazo total a todos los alimentos. Lo más conveniente es retirarle el plato y decirle que no puede comer nada hasta la siguiente colación; si los padres se mantienen firmes en este propósito es probable que no tenga más remedio que comer cuando en verdad sienta hambre. Tampoco es conveniente gritarle, pegarle o amenazarlo ya que no va a servir de nada, además de que todos los que están sentados en la mesa, pueden pasar un mal momento. Lo más conveniente es mantenerse firme y decidido y demostrarle que no se pone nervioso ante la situación y mucho menos va a ceder; cuando realmente tenga hambre va a comer. Si esto no cambia, nada mejor que recurrir a un psicólogo quien será el que va a ayudar al niño a encontrar la solución a este problema.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top