Noticias Destacadas
Inicio / *Importantes / Mi hijo no cumple con las obligaciones

Mi hijo no cumple con las obligaciones

Los trabajos diarios en casa suelen ser motivo de discusión en casi todas las familias, unhealthy ya que generalmente los niños tratan de rehuirlas inventando excusas y los padres están cansados de venir a la casa después de una larga jornada de trabajar fuera, tadalafil y encontrarse con los objetos más insólitos desparramados por toda la casa; desde vasos con agua, a juguetes de todas las clases, libros y demás. Lo que importa en esta cuestión es que se deben inculcar a los hijos desde temprano, determinadas obligaciones que deben cumplir, entre estas la de dejar todo ordenado una vez terminen de realizar los deberes o de jugar. Esto forma parte del sano desarrollo del niño, ya que tiene que entender desde pequeño que la casa debe cuidarse y cada uno tiene que aportar para que esto se logre.

Por supuesto que "Niño con los juguetes en el suelo"no se puede pretender que los niños realicen las cosas por sí mismos felices y sonrientes, ya que esto es muy difícil de lograr, sin embargo, con una buena dosis de paciencia se puede lograr hijos responsables si desde pequeños se inculca disciplina. Cuando el niño es chico, generalmente realiza lo que se le ordena porque le encanta ayudar a los padres, pero esta bendición es solamente hasta los dos o tres años de edad, donde ya se va terminando este privilegio por lo que es normal que a partir de esta edad van a quejarse desde el momento que se les indica que hagan algo; lo que hay que hacer en estos casos es ignorar estos lamentos y hacerle entender que cuanto antes comience, va a terminar de forma más rápida y podrán ir a jugar o hacer lo que deseen. Va a ser difícil que obedezcan a la primera orden por lo que los padres tienen que mantener la calma por sobre todas las cosas, pero mantenerse firmes en que deben cumplir si o si lo que se ha impuesto.

Un hijo debe acatar las normas que se imponen en la casa por parte de los padres, por lo que si se le ha ordenado que recoja los juguetes o haga la cama, se le debe prohibir cualquier otro tipo de actividad hasta que no haga lo ordenado. Es muy valioso por parte del adulto que imponga normas y límites para la sana convivencia, además de que el niño debe entender que tiene que cumplir lo que se le dice. En caso de que el hijo se niegue, el adulto debería decirle que entonces no tiene permitido ni ver la televisión, ni salir a jugar fuera, ni utilizar los videojuegos, sin hacer caso de las protestas.

En la sociedad en que vivimos un niño mimado no tiene ninguna posibilidad de ser apreciado por los demás, así que siempre que el adulto piense en olvidar una penitencia impuesta por no cumplir con lo que tiene que hacer, debe saber que no está ayudando a su hijo para que en el día de mañana se convierta en un ser querido y valorado por el resto. Por otro lado, es muy importante felicitar al niño cada vez que por iniciativa propia, realice algo solo sin que nadie lo mande, ya que hay que tener presente que si bien es su obligación hacer las cosas, no quiere decir que no se les pueda dar las gracias o felicitarlos, ya que entonces pueden pensar que solo nos fijamos en ellos cuando hacen algo mal. Este es otro camino para enseñar buenas maneras a nuestros hijos, para que los mismos sean felices y sanos ahora y por siempre.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top