Noticias Destacadas
Inicio / Embarazo / Alimentación en el embarazo / Alimentación en el embarazo

Alimentación en el embarazo

Antiguamente era muy común escuchar el concepto de que durante el embarazo, online ailment se debía comer por dos. Por otro lado, discount tenemos los casos de embarazadas que comen poco y no alcanzan las necesidades calóricas que precisa una mujer en el embarazo. Ambas decisiones son incorrectas ya que comer bien en el embarazo tiene como objetivo, and que la madre y el bebé estén bien nutridos. Se tiene que tener presente que en caso de comer en demasía, puede llevar al sobrepeso con las consecuencias que repercuten en la madre, sobre todo en el posparto y, a su vez, si el bebé está malnutrido se corre el riesgo de nacer bajo peso y por lo tanto, con los problemas que esto puede llegar a tener.

Las mujeres deben estar "Zucchinis frescos recién sacados de la quinta"bien informadas sobre lo que deben comer en el embarazo, y si bien el ginecólogo puede ayudar vigilando el peso y aconseja la alimentación correcta, así como los suplementos de vitaminas y minerales, no se debe dudar en consultar una nutricionista en caso de que queden dudas con respecto a planificar una dieta. El correcto aporte de hierro y calcio, así como también vitaminas, previenen la aparición de alteraciones de la espina bífida y otros defectos del sistema nervioso central; el consumo de ácido fólico es lo mejor para prevenir malformaciones congénitas y el mismo se encuentra en carnes, espárragos, arvejas, espinacas, repollo, brócoli y cereales; y de aquí que es tan importante conocer los componentes de los alimentos.

Sin lugar a dudas, una dieta rica, variada y equilibrada desde antes de la concepción, trae garantizada buena salud y es conveniente estar al tanto de lo que se aconseja por parte de los especialistas:

  • Antes que nada es conveniente saber que lo más adecuado, es realizar entre cuatro o cinco comidas al día.
  • El desayuno es lo más importante para la mujer embarazada y nunca se debe prescindir del mismo.
  • Las comidas deben ser sencillas, es decir, no utilizar picantes, especias, crema doble ni conservantes.
  • Es importante la variación de alimentos, así es que se debe incluir pescados, carnes rojas y blancas, todo tipo de verduras y frutas, así como también distintas clases de legumbres.
  • Consumir poca sal para evitar la hipertensión. Una manera de sustituirla es con el jugo de limón.
  • Aumentar la cantidad de leche o derivados, ya que la misma aporta calcio y aminoácidos.
  • Los alimentos que contienen fibras como los cereales, pan integral, legumbre, puerros, alcauciles, ciruelas, uvas, etcétera, son muy convenientes de consumir en esta etapa.
  • Cuanta más agua se beba, muchísimo mejor. Un mínimo de dos litros al día es lo recomendable.
  • Antes de acostarse, lo ideal es beber un vaso de leche o un yogur.

No se debe consumir:

  • Drogas, alcohol ni cigarrillos ya que los mismos son veneno tanto para la madre como para el bebé.
  • Para evitar la toxoplasmosis, no comer carnes crudas o poco cocidas.
  • No abusar de café, té o cualquier bebida cola.
  • Cuidado con los alimentos que contengan mucha grasa.
  • El exceso de dulces puede perjudicar la evolución del embarazo y se puede alterar el peso ideal.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top