Noticias Destacadas
Inicio / *Importantes / Llevar al bebé a la piscina

Llevar al bebé a la piscina

Después del nacimiento de tu hijo y junto con mamá, papá o ambos, llevar al bebé a una piscina es una de las más gratas y valiosas experiencias que se le puede brindar, además de rodearse de alegría y diversión. Para los pequeños, es la mejor oportunidad de revivir la vida placra dentro del vientre materno ya que, el agua tibia y la calidez de quienes lo sostienen, le recuerdan el líquido amniótico junto a la sensación de confort en el que se encontraba.

Hay que tener en "Bebé con su madre en la piscina"cuenta que tanto la natación y la gimnasia del lactante son excepcionales para ellos y de hecho solo trae ventajas, entre las más importantes el conocimiento del cuerpo, la percepción de sus propios límites, mejora la respiración, circulación, socialización, percepciones sensoriales y motricidad; el bebé está autorizado a empezar una vez que se le haya caído el cordón umbilical, además de que ediatra lo considere correcto.

A través de ejercicios, juegos recreativos y los cálidos brazos de los padres, la natación en bebés se transforma en el placer de sentirse libres e ir aprendiendo de a poco las primeras habilidades acuáticas para qn un futuro llegl emocionante momento de largarse a nadar solos. Por ahora alcanza para que a través de este proceso, se potencie la relación afectiva padre hijo pero también, si el adulto sabe disfrutar del agua, el niño lo hará también y sin sentir miedo.

Por otro lado, la natación en bebés ayuda a mejorar trastornos comunes en cuanto a la alimentación y el sueño que con frecuencia, produce angustia a los padres. Para estos casos, el agua cálida, canciones, masajes y demás actividades dentro del agua, contribuyen a normalizar cualquier comportamiento en el bebé, ya que las actividades dentro del agua eliminan la energía sobrante y por lo tanto a más horas en la cuna. Segúofesionales, muchos bebés logran con su madre mejorar modos de lactancia.

Entre otros beneficios de la natación en niños es favorece el conocimiento e identificación de las sensaciones y funciones de su cuerpo, ya que aumentan en ellos la percepción de sus propios límites; estar en el agua con los padres les permite, de a poquito, sentirse seguros y poder explorar nuevas habilidades así como también afrontar riesgos y de hecho, los bebés que han ido a natación, suelen desenvolverse de otra manera en tierra, ya que se muestran más cuidadosos, seguros y confiados, a la hora de resolver por sí mismos, difers problemas.

Conquistas del bebé nadador

  • Es más sociable.
  • Seguro de sí mismo.
  • Mayor autoestima.
  • Gran motricidad que adquiere de forma temprana.
  • Es intelig gracias a la estimulación temprana.
  • Mejor forma de comunicación.
  • Disciplina de forma natural.
  • Responsable con él mismo, el resto y el medio ambi.
  • Desarrollo de su cuerpo físico.
  • Buena postura.
  • Capacidad en su respiratorio.
  • Menor propensión a enfermedades.

El rol de los padres en esta aventura es fundamental para el buen desarrollo de las clases, que junto a los profesores y recibiendo por parte de ellos ideas y explicaciones, van a ser los verdaderos maestros de su hijo y obtener sin duda, la mejor de las recompensas qs ver a un niño crecer sano y feliz.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com

Leer más artículos relacionados:

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top